sábado, 7 de agosto de 2010

Panorama minero a inicios del tercer milenio

Desde la década de los noventa se aplica en Perú un sistema de gestión ambiental para el ejercicio de la actividad minera con el fin de cambiar la mala imagen que se tenía de la minería en el pasado siglo.

Con el proceso de cambios, el país ingresó a una nueva era en la que el Estado aplica instrumentos de gestión para alcanzar el desarrollo sostenible de la industria minera.

Pidió Programas de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) a empresas mineras en operación y exigió a los nuevos proyectos realizar Estudios de Impacto Ambiental (EIA), audiencias públicas, títulos de concesión minera, Estándares de Calidad Ambiental (ECAs) , Límites Máximos Permisibles (LMPs), Plan Ambiental de Cierre (PAC), entre otros, que coadyuven a garantizar una armónica relación con la naturaleza.

Asi tenemos la siguiente distribución espacial de la actividad minera en el territorio peruano :




Perú apostó claramente por abrir e integrar su economía al mundo y por una estrategia exportadora, donde el sector minero jugó un rol preponderante.
Esta opción le permitió estar preparado para hacer frente a la última crisis económica mundial, pues además de dejar de ser deudor neto, logró ser considerado con mayor grado de inversión.
Los Tratados de Libre Comercio (TLC) firmados con Estados Unidos de Norteamérica,China,Japón y Corea del Sur, le permitieron crecimientos consecutivos de su economía al estilo de las economías del sud oeste asiático.
Seguidamente la localización geográfica de los nuevos proyectos mineros en cartera.


Pese a la caida del precio internacional de metales como el cobre, la minería peruana pudo mantener su tendencia al crecimiento con nuevos proyectos, algunos de ellos con contrapartes de empresas Chinas como Chinalco Aluminium Corporation de China, Zijin Mining Group, entre otros, que permiten ver con optimismo el panorama minero en el país de cara al futuro.