sábado, 22 de septiembre de 2012

Agua & conflictos sociales

Una persona murió y siete resultaron heridas (hace 48 horas) luego que se enfrentaran efectivos de la Policía contra un grupo de comuneros que bloquearon la vía del acceso al centro minero de Pierina (propiedad de la minera Barrick), ubicado en la cordillera negra del distrito de Jangas, en Huaraz (Áncash).
La víctima fue identificada como Demetrio Poma Rosales (54), mientras que entre los heridos se encontraban cuatro pobladores, que fueron llevados de emergencia a la clínica San Pablo de la ciudad de Huaraz, y tres policías no identificados, a quienes les cayó piedras en la cabeza.
El problema se originó porque los comuneros del sector de Mareniyoc y San Isidro no cuentan con agua potable desde hace ocho días y en protesta violentaron la puerta ingreso a la propiedad de la minera, pese a que la situación escapa de sus manos, según aseguró el gerente de Asuntos Corporativos de la minera Barrick, Gonzalo Quijandría.
“(El problema) tiene que ver con que la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) ha observado una planta de tratamiento de agua en Huaraz, que abastece a esta comunidad y (ellos) se abastecen de la empresa, porque nosotros llevamos un camión cisterna con agua a esa comunidad y lo hemos venido haciendo por varios años”, dijo en Radio Programas del Perú (RPP).
Quijandría dijo además que la minera ha construido una planta de agua para abastacer a la comunidad de Mareniyoc, pero que sus pobladores rechazan esta agua. "Hay un componente político, falta de confianza, pues la población no quiere usar agua de la mina, pese a que el agua ha sido certificada, no creen el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA)".