domingo, 23 de marzo de 2014

Inadmisible negociación bajo presión

Según información difundida por RPP, los mineros informales continúan sus protestas en la Plaza Dos de Mayo, en el Centro de Lima, por cuarto día consecutivo.
Allí duermen desde el pasado jueves, cuando llegaron a la capital para exigir que el gobierno atienda sus demandas.
Víctor Valencia, representante de los mineros, indicó que radicalizarán las protestas, en caso el gobierno no responda a sus pedidos. “Vamos a estar acá hasta las últimas consecuencias. El gobierno nos está atropellando el señor Ollanta con su encargado el señor Daniel Urresti”, manifestó.Lo único que nos queda es radicalizar. En nuestras zonas (de origen) ya están radicalizando. Están tomando carreteras, puentes, que no es nuestro objetivo. Nuestro objetivo no es perjudicar a la nación peruana, pero nos están empujando a eso”, expresó.
Bajo estas consideraciones, estimamos que sería un craso error de la administración Humala, negociar bajo presión.
Es simplemente inadmisible que se pueda impedir el libre tránsito de personas y vehículos por las carreteras del país. Debe primar el imperio de la ley y la justicia para poder resolver los impases subsistentes entre las partes, pero sin perjudicar los derechos de terceros.