jueves, 6 de noviembre de 2014

Desalojo forzado en Cajamarca

En la misma línea de lo que expresáramos  para el caso de Cajamarca y el proyecto Conga en "Impacto de US$1.500 a US$4.800 millones" , donde pedimos que el Ejecutivo muestre señales claras para reducir tensiones y mitigar los temores a las inversiones de capitales, tanto nacionales como extranjeras; el Representante Regional  para  América  del  Sur  del Alto Comisionado de las Naciones Unidas  para  los  Derechos  Humanos
( ACNUDH ), Amerigo Incalcaterra, expresó su grave preocupación por la muerte de Fidel Flores Vásquez, poblador de Cajamarca, producida el pasado 30 de octubre a raíz de un desalojo forzado determinado por la justicia.
Incalcaterra expresó su solidaridad con la familia de la víctima y su comunidad. Además hizo un llamado al Estado peruano para que realice una investigación independiente y exhaustiva sobre los hechos de violencia ocurridos durante el procedimiento policial, para garantizar que los responsables sean llevados ante la justicia y que este tipo de abusos no queden en la impunidad, según informó el organismo regional a INFOREGIÓN.
“Las autoridades deben analizar la cadena de mando y cómo fueron impartidas las órdenes para establecer las responsabilidades y sancionarlas debidamente”, señaló el Representante Regional para América del Sur del ACNUDH.
Incalcaterra agregó que “urge al Ministerio del Interior garantizar que los oficiales de alto rango estén capacitados para actuar de acuerdo a protocolos respetuosos de los estándares internacionales de derechos humanos. Para ello, resulta fundamental una formación periódica en materia de derechos humanos, y especialmente en la utilización correcta de las armas, respetando siempre los principios de proporcionalidad, legalidad, responsabilidad y necesidad”, puntualizó el representante.
Finalmente, Incalcaterra destacó la importancia de dar seguimiento a las distintas recomendaciones internacionales relacionadas al derecho a una vivienda adecuada, y especialmente en el contexto de desalojos forzados.