martes, 3 de febrero de 2015

Riesgo en la provisión de agua potable

En Inversión sectorial en saneamiento difundíamos algunas cifras de nuestras investigaciones en inversión sectorial en Perú. Una particularmente que los baquianos en la materia la suscribimos en base a nuestra experiencia de décadas en el campo : "Se verifica que ante el incremento de la inversión se produce aumento en la cobertura de servicios en una EPS, pero cuando esta inversión no es persistente y se acompaña con una ineficiente gestión empresarial, esta cobertura no será sostenible en el tiempo".
Riesgo en la provisión de agua para consumo humano en Perú.
Estas consideraciones son replicadas en Portafolio del diario El Comercio (1/02/2015), mencionando que las empresas proveedoras del servicio de agua potable y alcantarillado en el país pasan por su peor momento y se busca una alternativa para rescatarlas. Bajo el título " SOS : Provisión de Agua en peligro" expone, entre otros detalles, que actualmente, 14 de las 50 Empresas Prestadoras de Servicios de Saneamiento (EPS) del país ofrecen el servicio de 12 horas al día o menos de suministro de agua potable (agua para consumo humano). "...La suerte de las EPS _principalmente las del interior del país_ depende de factores ajenos a su gestión técnica y camina de la mano del devenir político de la autoridad local. En general, estas empresas son manejadas por los municipios, los cuales no tienen personal calificado para operarlas, lo que hace que estas sean ineficientes,generen grandes pérdidas y, lo que es peor, no presten un suministro adecuado.
Tal es la gravedad de la situación que en promedio, a nivel nacional, de cada 100 metros cúbicos (m3) de agua producidos, al usuario solo llegan 50 m3, de estos solo la mitad se factura y con ese dinero se sostiene toda la provisión nacional de agua, lo cual ha generado una situación de quiebra, según el ministro de Vivienda, Milton Von Hesse.
Evidentemente la situación financiera de estas instituciones es tan grave que ni el propio Estado puede cubrir los vacíos. Para comprobarlo nos remitimos a las cifras.
De acuerdo con Francisco Dumler, viceministro de Construcción y saneamiento, la brecha de inversiones en el sector para el 2021 es de S/. 53.500 millones de soles. Si se pretende cerrarla hacia el año del bicentenario de la independencia del país (2021), se requeriría invertir S/ 7.600 millones al año.
Pero hay un gran detalle: El sector solo puede transferir entre S/. 2 mil millones y S/. 3 mil millones anuales a las EPS, por lo que la brecha continuará incrementándose. (S/. 2.774 millones de soles, aproximadamente, fueron los recursos ejecutados y transferidos por el Ministerio de Vivienda a las distintas EPS).
" ... la mayoría de las empresas de saneamiento del país han sido declaradas en quiebra, ademas, como estas instituciones están quebradas, los acreedores y la Sunat no tardarían en embargar esos recursos", explica el funcionario.
La reestructuración de las EPS comenzará con la EPS Moquegua, la cual solicitó su inclusión en el régimen de apoyo temporal para mejorar su gestión. También están priorizadas dos iniciativas privadas cofinanciadas : la planta de tratamiento de Puno, con una inversión cercana a los US$ 600 millones. La segunda es un proyecto integral en la Libertad, cuya inversión se estima en US$ 1.000 millones".

SANEAMIENTO & MINERÍA 

En Saneamiento & Minería de marzo del 2012, explicábamos  con cifras el problema generado en el tiempo, más aún en zonas de influencia minera con poca o inexistente atención de servicios básicos de agua potable y alcantarillado sanitario por parte del estado peruano que no se involucra lo suficiente para reforzar los niveles de responsabilidad social empresarial del sector minero a efectos de lograr la licencia social que permita el flujo de las inversiones mineras en curso y las potenciales.
Es en este contexto, que el ejecutivo en turno y el próximo gobierno que se iniciará a partir del 28 de Julio del próximo año 2016, deberían a entrar a trabajar en las políticas de Estado que transformen la tradicional visión del gasto público en las denominadas EPS, para convertirlas en empresas eficientes  a la luz de una verdad probada científicamente "El Estado peruano ya no puede cubrir el déficit financiero y de gestión que arrastran las EPS".