domingo, 22 de mayo de 2016

Invirtiendo para reducir brechas de exclusión:agua,desague y conectividad

A cinco (5) años de conmemorarse los doscientos años de la independencia peruana, en el país se conservan las tendencias de inequidad en el acceso a los servicios coberturas de agua potable y saneamiento. Es cierto que en los últimos años se realizaron importantes esfuerzos para cerrar la brecha de desigualdad, tal como lo muestran las cifras siguientes:
Entre los años 2007 al 2013, las coberturas de Agua potable se han incrementado en 9.3% y 31.5%, en los ámbitos urbano y rural respectivamente; la cobertura en saneamiento en el ámbito rural (al año 2013), continúa siendo mínima, a nivel nacional (18.9% contra 83.6% en el ámbito urbano).
Acudiendo al análisis de las inversiones históricas sectoriales, dan cuenta que en el sistema nacional de inversión pública (SNIP) se han registrado en sus distintas fases más de 35,257 proyectos (al 22 de abril del 2014), los cuales al ser contrastados con la información del Sistema Integrado de Administración Financiera(SIAF) del Ministerio de Economía y Finanzas, muestran que las inversiones realizadas por los diversos niveles de gobierno en el Sector Saneamiento, entre los años 2007 y 2013, fueron del orden de los 21 mil millones de soles, invirtiendo más de  3 mil millones de soles cada año en promedio.
UNI contribuye decididamente para consolidar la gobernaza y gobernabilidad en el país.
Cifras globales del Plan de inversiones en el sector saneamiento para el periodo 2014-2021 hacen un estimado del orden de los  53 mil millones de soles, correspondiendo 43 mil millones de soles a inversiones para la ampliación de cobertura, 9 mil millones para rehabilitación y mejoramiento de los servicios, 1 mil millones para el desarrollo  de micro medición y gobernabilidad.
Si contrastamos las cifras anteriormente expuestas, con las inversiones realizadas en los últimos veinte (20) años en el sector telecomunicaciones, donde se invirtieron más de 45 mil millones de soles,podremos formarnos una idea que en la sociedad peruana y sus gobernantes van tomando progresiva conciencia sobre la necesidad de continuar en los esfuerzos de largo aliento para impulsar proyectos de servicios básicos y mejorar la conectividad en el país, de tal modo, pueda convertirse  en una sociedad mas inclusiva  y con mejores expectativas de elevar su calidad de vida.