miércoles, 14 de septiembre de 2016

B&M : Pesticidas y transgénicos

La compañía alemana Bayer informó que va a comprar el fabricante estadounidense de transgénicos Monsanto por 66.000 millones dedólares (unos 58.929 millones de euros), tras aumentar su oferta, creando la mayor compañía de semillas y fertilizantes del mundo.

Compra

Bayer y Monsanto han firmado un acuerdo de fusión vinculante que permitirá a la alemana hacerse con la estadounidense.  La empresa alemana pagará hasta 130 dólares (115,7 euros) por acción.
Bayer tiene una cuota de mercado de productos químicos del 18 % y Monsanto del 26 % del mercado. El consejo de administración de Monsanto, así como la junta directiva y el consejo de supervisión de Bayer han aprobado la operación, añadió la compañía alemana en un comunicado.
Durante las negociaciones, Bayer ha tenido acceso en detalle a los libros de contabilidad de la estadounidense, de tal forma que conoce en profundidad la situación financiera de Monsanto, según la publicación alemana.
"Nos alegramos mucho de poder anunciar la fusión de nuestras excelentes empresas. Esta decisión es un paso importante para nuestra división de agroquímica Crop Science y consolida la posición de Bayer como empresa global e innovadora de ciencias de la vida", dijo el presidente de la junta directiva de esta última, Werner Baumann.

¿Cómo pagará?

Bayer prevé financiar la transacción mediante una combinación de capital propio y externo. La compañía alemana llevará a cabo una ampliación de capital y tiene garantizada una financiación puente de 57.000 millones de dólares (unos 50.893 millones de euros) de los bancos Merrill Lynch, Credit Suisse, Goldman Sachs, HSBC y JP Morgan La sede central de la división de semillas de la empresa fusionada y la central en Norteamérica del negocio de agroquímica Crop Science estará en St. Louis (Misuri, EE.UU.), mientras el área de productos fitosanitarios y la división Crop Science en su totalidad estará en la localidad alemana de Monheim.

Pesticidas y semillas transgénicas 

Según el "Rheinische Post", la empresa alemana pretende protegerse frente a un hipotético intento de absorción por parte de algún rival, dados la actual debilidad de su división farmacéutica y el proceso de consolidación que está viviendo este sector a nivel global. Además, la compra de Monsanto reforzará la división agrícola de Bayer, ya que la estadounidense es uno de los mayores fabricantes de pesticidas y de semillas transgénicas del mundo. El consejero delegado de Bayer, Werner Baumann, que accedió al cargo en marzo y lanzó poco después esta operación, ha ligado su permanencia en el cargo al éxito de la adquisición. Las acciones de Bayer ganaban cerca de un 1 % en la bolsa de Fráncfort tras los primeros compases de la sesión, mientras que los títulos de Monsanto cerraron ayer en Nueva York a 107 dólares.