lunes, 7 de noviembre de 2016

Cajamarca & Apurimac : Cartera de Proyectos mineros y conflictos sociales

Cajamarca y Apurímac son las regiones con mayor participación en la cartera de proyectos mineros con inversiones estimadas en US$10,432 millones y US$ 9,713 millones, respectivamente, montos que equivalen a alrededor de 3 y 11 veces el PBI de cada región, informó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

Proyectos mineros.

Ambas regiones concentran el 44% del portafolio de inversiones del país pero a la vez son las regiones más pobres del país.
"Estas dos regiones, a su vez, presentan altos índices de pobreza, de 48.2 y 36.5%, y concentran el 44% del stock de inversiones mineras; es decir, que en conjunto presentan un monto de US$ 20.145 millones", afirmó César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP de la CCL.
De acuerdo a cifras del Ministerio de Energía y Minas, para los próximos cinco años el Perú tendría un total de 46 proyectos mineros por un monto ascendente a US$ 45,596 millones.
Cajamarca, tiene en cartera cinco proyectos mineros, entre los cuales destacan: Conga, de US$ 4,800 millones, de capitales de EE.UU. (aún sin fecha de inicio); el proyecto Galeno por US$ 3,500 millones de capitales chinos y cuya fecha de inicio de operaciones sería el 2021.
Apurímac, por su parte, presenta seis proyectos mineros, de los cuales resalta el proyecto Haquira de US$ 2,800 millones, de capitales canadienses y con fecha de inicio para el 2019. Igualmente figura el proyecto Cotabambas, de US$ 1,963 millones, también de capitales canadienses el cual podría ejecutarse en el 2020.

Conflictos sociales.

Sin embargo, para el IEDEP la inestabilidad política y social juega en contra de la realización de estas inversiones. Según la Defensoría del Pueblo (DP), al mes de setiembre se registraron 207 conflictos sociales, de los cuales 146 son casos activos (70.5%) y 61 casos latentes (29.5%).
"Del total de conflictos identificados, 145 (70.0%) son de tipo socioambiental, de los cuales 91 se refieren a conflictos en la actividad minera, 25 en hidrocarburos y 13 en energía", indicó Peñaranda.
En este contexto, Apurímac y Cajamarca se encuentran entre las regiones que concentran la mayoría de conflictos sociales con 24 y 16, respectivamente. También figuran Áncash (22) y Puno (18). En el caso de Apurímac, se tienen 11 conflictos socioambientales, de los cuales en cinco se ha establecido el diálogo y en los seis restantes no. Y en el caso de Cajamarca también se tienen 11 conflictos de los cuales solo cuatro se encuentran en una etapa de diálogo.