domingo, 7 de enero de 2018

Agricultura & Minería en la administración PPK

La administración del presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski (PPK), no puede seguir gobernando con teorías y grados académicos que desconocen y divergen de las verdaderas necesidades del país, por lo cual es importante volver los ojos para atender los retos y desafíos actuales y futuros que se presentan en el país de los Incas.
El desafío planteado para el relacionar la minería y la agricultura, desarrollando operaciones en un mismo espacio geográfico, es un tema pendiente a diecisiete meses del mandato PPK. 
Este reto no es actual, tiene como un importante hito el año 2002, cuando la protesta social en el departamento de Piura consiguió la cancelación de Tambogrande, el frustrado proyecto aurífero de la minera canadiense Manhattan, que perdió sesenta millones de dólares en el proyecto que reposaba sobre parte de un valle de producción agrícola.
Luego del fracaso de varios ministros de Estado en la cartera de Agricultura y riego de los últimos tres periodos presidenciales, el desafío mantiene renovada vigencia.
Los pasados Ministros y el actual que estaría por dejar el cargo, no pudieron conectar la posición política descentralista y la viabilidad económica de importantes proyectos de la gran minería que se mantienen estancados por el enfrentamiento entre agro y minería, teniendo a los recursos agua y suelo, como elementos en discordia. Este estancamiento del orden de veinte proyectos mineros en el país, causan perdidas por sesenta y siete mil millones de dólares al erario nacional.
Las funciones en el despacho ministerial de Agricultura están claramente definidas, sin embargo esta cartera se encuentra ejecutando las políticas de gobierno mirando el espejo retrovisor, toda vez que sus actividades se focalizaron en remediar los daños causados por el Fenómeno El Niño 2017 y actividades de prevención descolmatando causes de ríos, actividades en donde Contraloría General de la República advirtiera riesgos de corrupción.
En este contexto, existe la posición de agricultores que como actores importantes de la cadena productiva de la comida principal del mercado peruano, pidiendo a PPK poner a Sergio Dávila Vizcarra como nuevo titular del Ministerio de Agricultura y Riego.

Agricultores piden al Gobierno de PPK cambios en Agricultura

Ventanas de oportunidades con efectos del cambio climático

Numerosos memoriales de adhesión y reconocimiento para que Sergio Dávila Vizcarra ocupe la cartera del Ministerio de Agricultura y Riego, suscribieron municipios, organizaciones gremiales agrarias y de campesinos, y juntas de usuarios de distintos valles del país.
La adhesión de la junta de usuarios del valle del Tambo en la propuesta del Congresista Dávila, área donde se encuentra el proyecto Tía María, es un indicador que demuestra a una Agricultura con capacidades de diálogo y propuestas para trabajar de la mano del sector minero, convocando mayor atención del Ejecutivo.
Las autoridades, dirigentes y pobladores consideran que en el proceso de conformación del nuevo Gabinete por la Reconciliación Nacional, PPK debe designar a Dávila en el cargo ejecutivo, por su amplia experiencia y conocimiento del sector, demostrada durante su labor como congresista de la República.
El nuevo titular de la cartera tiene en ciernes la tarea de lograr que la agricultura familiar sea la principal responsable de la comida que llegue a las mesas de las familias peruanas, tarea que se ha venido postergando lamentablemente en  el tiempo.
No puede soslayar los impactos generados por el cambio climático que se encuentra vigente en el país y transfrontera, tampoco las lagunas de información interna sobre la materia pudiendo utilizar herramientas para el análisis de las políticas agropecuarias latinoamericanas como es el caso de AGROMONITOR.
Efectos de los fenómenos climatológicos adversos en la producción y el comercio de los alimentos es un tema que deben considerarse en la futura gestión,tomando en consideración que los efectos negativos deben mitigarse oportunamente y los positivos deberían potenciarse en la medida que Perú es un país megadiverso y cuenta con los recursos para lograr competitividad en el sector Agrícola compartiendo sinergias con el sector minero.