miércoles, 31 de agosto de 2011

Minería & Grado de inversión

Perú es un país de antigua tradición minera, costumbre que mantiene y cultiva gracias a la presencia de empresas líderes a nivel internacional. Cuenta con un elevado potencial de recursos minerales gracias a la presencia de la Cordillera de los Andes en su territorio.
A nivel mundial y en la región de las Américas, el Perú se ubica entre los primeros productores de diversos metales,lo cual es reflejo no sólo de la abundancia de recursos y las capacidades de la minería peruana, sino de la estabilidad de sus políticas económicas.
En julio de 2008, la agencia de riesgo crediticio Standard and Poor´s otorgó el "Grado de Inversión" al Perú. Previamente, esta recategorización fue otorgada por Fitch rating en abril del mismo año y por la Canadian Agency DBRS Dominion Bond Rating Service a fines del 2007.
La agencia Standard and Poor’s subió (Agosto 2011) la calificación crediticia del Perú en un escalón más dentro del grado de inversión, al elevarla a “BBB” desde “BBB-”, debido a las medidas del gobierno peruano, para ejecutar un presupuesto sólido, con crecimiento e inclusión.
Anterior posición de Perú (BBB-) en la región que acaba de ser hacer elevado al grado de inversión BBB
La calificadora de riesgo, en un comunicado, indicó que la percepción positiva refleja la expectativa por la continuidad de una amplia política fiscal y monetaria bajo orientación del Gobierno Peruano, las cuales a su vez respaldarán una mayor flexibilidad de la política económica y del crecimiento.

domingo, 28 de agosto de 2011

Crónica de un acuerdo anunciado

Seguidamente presentamos detalles de la negociación - Agosto del 2011 - entre el Gobierno Peruano y las mineras formales,publicada por el prestigioso diario La República :
La negociación empezó a cobrar vida el lunes 15. Ese día los mineros soltaron su primera propuesta sobre el punto neurálgico en discusión, el monto de sus superganancias, dispuestos a compartir con el Estado peruano: “Mil millones de soles”.
La respuesta automática de Palacio de Gobierno fue: “No”. Entonces faltaban diez días para la primera presentación del premier Salomón Lerner y su gabinete ante el Congreso.
El lunes 22, el empresariado minero tentó una propuesta mayor: S/. 1.800 millones, monto que nos equipararía con Chile, se arguyó. Otra vez la réplica gubernamental fue: “Negativo”. Quedaban tres días para la comparecencia del gabinete Lerner.
El miércoles 24 las partes en negociación se movieron decididas a encontrar el punto de acuerdo o de equilibrio. “Esta es nuestra última oferta: S/. 2.500 millones”, comunicó el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Pedro Martínez Carlevarino, al premier Lerner.
Eran las 10 de la noche. Apenas restaban 11 horas para que el premier empezara a leer su discurso de rigor en el Congreso. Esa tarde, el Consejo de Ministros había hecho leves ajustes al documento en el que solo faltaba completar el párrafo referido a las sobreganancias mineras.
El premier Lerner salió a consultar personalmente a Palacio de Gobierno mientras en la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) aguardaban los negociadores. Por el Estado peruano: Carlos Herrera Descalzi, ministro de Energía y Minas; y Miguel Castilla Rubio, titular de Economía y Finanzas. Frente a ellos: Pedro Martínez y Eva Arias Vargas de Sologuren, presidente y vicepresidenta de la SNMPE.
Hacia la medianoche, Lerner retornó a la PCM con la respuesta de Ollanta Humala bajo el brazo. Reunió a los negociadores y les trasmitió la decisión presidencial, también definitiva : “S/.3.000 millones, nada menos”.
Intercambió puntos de vista en la mesa de negociaciones y finalmente declaró: “Si no llegamos a un acuerdo llevaremos el asunto al Congreso y que allí se discuta y decida”.
Pedro Martínez y Eva Arias, de la Sociedad de Minería, pidieron un momento para consultar la posibilidad de un último esfuerzo.
No tardaron en volver para declarar: “Okey, firmamos”.
El reloj de la PCM marcaba las dos de la mañana en punto. Exactamente a esa hora se firmó el “Acta de Entendimiento”. El discurso de Lerner se había completado.
Alcanzado el acuerdo, Lerner visitó al presidente Humala, quien aguardaba en la residencia, en tanto que el ministro de Energía, Carlos Herrera, redactaba el acta con los mineros en la sala Ramiro Prialé de la sede de la PCM. Era la reunión número 15 de las sostenidas entre el gobierno y las empresas mineras, iniciadas a mediados de julio cuando Humala aún no había jurado al cargo.
Lo que sigue
Los representantes de la SNMPE insistieron en la denominación de gravamen y no de impuesto. “Porque el compromiso no se ha instituido en forma obligatoria por el gobierno, sino por acuerdo de las partes”, aclararon.
El gravamen se aplicará sobre las utilidades operativas, o sea, deducidos los impuestos. Los que más ganan, pagarán más. Y viceversa. Lo que falta precisar es el sistema de tasas aplicado a una canasta de minerales y metales que permitirá obtener el monto aprobado.
La obligación alcanza tanto a las empresas con Contratos de Estabilidad Jurídica, así como a los que no los tienen. El gravamen se ha acordado considerando los proyectos en ejecución y los que están por aprobarse. Ahora la pelota está en campo del gobierno. El acuerdo debe ser aprobado por el Consejo de Ministros y el Congreso.
El pase de sombrero
El pase de sombrero representó 2.283 millones de soles en los cinco años del gobierno de Alan García.
El gravamen proyecta un ingreso de 3.000 millones de soles anuales. En un año se conseguiría lo que García obtuvo en un quinquenio.
¿El pago del nuevo gravamen sobre las utilidades operativas anularía el impuesto a la renta?
Negociadores
Nos habíamos acostumbrado a un alineamiento casi tradicional en las negociaciones sobre los temas de la minería. La división de la mesa en dos partes irreductibles: los pro mineros y los antimineros. No había término medio. El espacio para el diálogo era sumamente estrecho.
Esta vez fue diferente. De partida, las partes asistieron sabiendo lo que querían. Y con una anunciada voluntad de llegar a un acuerdo.
Dos líneas maestras fueron definiéndose:
1.- Que se llegara a un impuesto que no afectara la competitividad del país. Que no fuera tan alto que impidiera continuar el crecimiento de la economía.
2.- Que se respetara la estabilidad jurídica.
Fue un pulseo de fuerzas en el que primó el criterio técnico y la transparencia.

jueves, 25 de agosto de 2011

Gravamen a mineras por cinco años

El Congreso de la República otorgó su confianza al gabinete Lerner para aplicar las medidas del Ejecutivo que serán aplicadas en el país.
Durante su exposición, el presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner Guitis, anunció hoy - 25 de Agosto del 2011 - que el gobierno de Perú y las empresas mineras que desarrollan labores en territorio peruano, llegaron a un acuerdo para que éstas paguen un gravamen de tres mil millones de nuevos soles por año.
Señaló que : "En cinco años, éste nuevo ingreso público a los niveles actuales de precio, alcanzará la cifra de 15 mil millones de nuevos soles.
Asimismo, consideró que éste gravamen no afectará ni la inversión ni la competitividad de las empresas mineras, facilitando la inversión en proyectos por 30 mil millones de nuevos soles en los próximos cinco años en el sector de minería.
Durante su exposición, Lerner aseguró que la política gubernamental tiene como objetivo mantener el crecimiento económico con inclusión social.

lunes, 22 de agosto de 2011

Mercurio & Mineria informal de Oro

Perú se convirtió en el mayor importador de mercurio en América del sur gracias a que sus importaciones han aumentado exponencialmente desde el 2003 por la "Fiebre del Oro" que se va extendiendo en el territorio nacional y a la inadecuada regulación respecto a la venta y uso del mercurio al interior del país.
Un estudio que relaciona la importación de mercurio en Perú, considera los siguientes datos de la importación de mercurio en toneladas por año siguientes :  94 (2003) , 85 (2006) y 165 (2009) y la conexión con el precio del Oro para los respectivos años.
La proyección estimada según el crecimiento exponencial obtenido, establecía para el año 2012 con un precio de Oro US $ 1580 la onza troy, una importación de mercurio mayor a 1000 toneladas.  
Dado el ritmo de los aumentos recientes del Oro, a la fecha (Agosto del 2011), el precio del oro es de US $ 1890 la onza troy, con lo cual existe una alta probabilidad que las importaciones de mercurio estarán en el orden de las un mil (1000) toneladas  para el año 2011.
Si gran parte del mercurio que ingresa formalmente al país se utiliza para la minería informal del oro,  consideramos que la tasa de contaminación por uso inadecuado del mercurio en el país ; agudizará los niveles de impacto en el medio ambiente y la salud de la población expuesta al uso descontrolado de este metal pesado también denominado azogue por los mineros peruanos.

viernes, 19 de agosto de 2011

Producción de Oro en Perú

La posición mundial del Perú en los rankings de producción minera de Oro bajó del quinto (5to.) al sexto (6to.) puesto en el 2010, coincidentemente cuando el precio internacional del oro en el mercado mundial alcanza niveles históricamente altos. 
La producción de oro en el año 2010 se redujo y en ENE-JUN del 2011 llegó a 79 millones de Gr. Finos
En el periodo comprendido entre Enero y Junio del año 2011, la producción nacional de Oro llegó a 79 millones de Gramos Finos (Gr.F) (100%).
A ésta cantidad se llegó acumulándose la producción realizada por siete (7) Empresas con 50 millones de Gr.F (63.24%) y Otros Productores con 29 millones de Gr.F (36.76%), todos ellos realizando labores mineras dentro del territorio peruano.
Está apropiadamente difundida la información sobre detalles que rodean a la producción de Oro registrada por las siete Empresas reguladas por el Estado peruano,sin embargo,nos merece un análisis más detallado respecto de la producción generada por los Otros productores de Oro, habida cuenta que se encuentra conformando éste grupo una parte de los mineros en proceso de formalización.   
Los esfuerzos mayormente legales que se hiceron para regular a estos Otros productores de Oro en Perú, como la Ley N° 27651  "Ley de Formalización y promoción de la pequeña minería y la minería artesanal" y su Reglamento, el Decreto Supremo N° 013-2002-EM trataron de regular las actividades.Así mismo, existe el artículo once del Decreto Legislativo N°1040 que empodera a los Gobiernos Regionales para que propicien la formalización.De igual forma existe el Decreto Supremo N° 045-2010-PCM para formalizar la minería artesanal.En este contexto también se ubica el Decreto de Urgencia N°012-2010 que "declara de interés nacional el ordenamiento minero en el departamento de Madre de Dios".
De allí que existe la creencia popular infundada que el Oro de procedencia informal sólo es de origen aluvial y se encuentra en los ríos de la selva peruana en la Región de Madre de Dios y eventualmente en la región Puno.
Para tener una mayor aproximación de lo que estaría sucediendo, recurrimos a datos oficiales de hace nueve años atrás, cuando la Dirección General de Minería del Ministerio de Energía y Minas del Perú, reportaba datos correspondientes al  2000 en su registro Perú Digital 2002.
En el registro gráfico de unidades mineras metálicas y no metálicas de ese entonces,ya se identificaba,entre otras, a las unidades mineras auríferas debidamente localizadas - aunque no formalmente reconocidas - en el catastro minero oficial.
En el siguiente mapa se podrá observar que en 17 de 23 departamentos (Regiones) presentaban unidades mineras auríferas. Sólo 6 ; no registraban unidades mineras auríferas a las que se le unía la provincia constitucional (Región) Callao.
Reporte del año 2000 con las unidades mineras auríferas focalizadas en gran parte del país.
De otro lado, se cuenta con información fechada en el año 2009,de una franja de unidades mineras auríferas en proceso de formalización que se presenta en el siguiente mapa:
Reporte del año 2009 de la franja de unidades mineras auríferas en proceso de formalización.
Como queda demostrado, no solamente existen unidades mineras que producen Oro en Madre de Dios y Puno, sino que abarcan otros Departamentos (Regiones) y está en proceso de ocupación una gran parte del país, alentado por los precios atractivos del oro que le dan rentabilidad a esta actividad económica en particular.
La situación adversa, puede ser capitalizada como una gran oportunidad para incluir en los programas sociales del gobierno peruano a esta población históricamente desatendida, elevando las coberturas y niveles de salud, educación,vivienda,entre otros.  
Pareciera una contradicción saber que mientras la existencia de unidades mineras que producen oro se incrementa en el país, la producción nacional minera de oro disminuye.La respuesta puede encontrarse en la escala de extracción y producción de las unidades auríferas, también en el nivel de competencia entre la minería formal,informal e ilegal.
Asimismo, la competencia por el oro es una explicación que podría sustentar - en parte - el incremento de conflictos sociales que tienen como principal sustento a los espacios comunes concesionados y los derechos de explotación de reservas probadas del Oro, como es en el caso del Cerro Quilish en Cajamarca, donde se deberá probar que no genera problemas ambientales para continuar con su explotación. 
Perú tiene facilmente como recuperar espacios a fin de ser uno de los primeros paises productores de oro a nivel mundial, pero para ello , deberá aterrizar con una política de Estado para la aplicación del ordenamiento jurídico, tomando distancia de la anarquía que representó "la fiebre por el Oro" en otras latitudes  y resolver con meridiana precisión el orden que debe asignarle a su territorio para no afectar el medio ambiente y la calidad de vida de las personas asentadas en los espacios donde se encuentra el oro del territorio que ocupó el antiguo imperio de los Incas.

martes, 16 de agosto de 2011

Formalización de la extracción minera

Un tema de actualidad constituye la formalización de la extracción minera, y en especial del mediano y pequeño extractor minero para reducir los conflictos sociales que tienen , en esencia , un problema de inadecuada gestión del Estado más que en rigor un problema ambiental. 
En el país se mantiene escalando, bajo la forma de una minería informal, un nivel de contaminación inadmisible que es la explotación ilegal de pequeños extractores mineros de oro que no toman en cuentan las disposiciones emanadas por la autoridad competente y que termina afectando su propia integridad física y del medio ambiente en la proximidad de sus rudimentarias labores mineras.
Los mineros artesanales de oro, que de algunos cientos en el corto plazo se han logrado multiplicar y contarse ahora por miles, generan una carga social que la administración del Estado no debe soslayar, ni dejar de atender.



Miles de peruanos, alentados por el sostenido incremento del precio internacional del Oro, que en los últimos cinco años aumentó en trescientos por ciento (300 %), se convirtieron en pequeños extractores de oro que necesitan ser agrupados,entrenados,educados,capacitados y financiados,de tal modo que puedan extraer oro formalizados, con todas las garantías y seguridades para mantener una adecuada salud ocupacional.
La nueva administración del Estado peruano planteó el reflotamiento del Banco minero y probablemente con la formalización de la extractores mineros, se podrá también ampliar la base tributaria para incrementar la cobertura de los programas sociales que tiene previstos implementar para mejorar la calidad de vida de miles de peruanos excluidos, entre los cuales se encuentran los propios mineros informales y sus respectivas familias.

domingo, 14 de agosto de 2011

Competitividad y minería: más allá de los mitos

Seguidamente trascribo un interesante punto de vista, que comparto, sobre la actividad minera escrito por María Nilda Bernedo y Marco Antonio Shiva  en el espacio Punto de Equilibrio promovido por la prestigiosa Universidad del Pacífico - Perú.
La actividad minera en Perú ha producido innegables beneficios durante la última década. No obstante, en los últimos años, el debate parece haber dejado de abordar temas como el logro de mayor competitividad en este sector, dentro de un plan de desarrollo nacional, para enfocarse en una discusión abierta sobre la inviabilidad de la minería en Perú y una supuesta escasa capacidad de generar mayor bienestar. En este sentido, es preciso evitar algunas simplificaciones sobre la verdadera importancia de la minería para la economía peruana.
Una actividad con condiciones especiales
El programa económico de inicios de los noventa enfatizó el carácter de interés nacional de la promoción de la actividad minera (D.L No. 708). Claramente, el Estado reconoció que la participación del sector privado en esta actividad permitiría, junto con una legislación promotora, elevar considerablemente el nivel de exportaciones y de divisas de la economía. En la actualidad, la minería representa la principal fuente de divisas para Perú (66.3% del total exportado en 2001). A pesar de su importancia para el crecimiento económico, esta actividad no está exenta de críticas sobre el escaso nivel de empleo que genera, el impacto de los proyectos mineros sobre el medio ambiente, y los escasos encadenamientos y valor agregado de su producción.
Según datos del Ministerio de Trabajo, la minería genera 60.000 empleos formales directos y, adicionalmente, se calcula que contribuye en la generación de 240.000 empleos indirectos. Estas estadísticas motivan a algunos críticos a asegurar la inviabilidad del modelo pro-minero, implementado en la última década. Ellos resaltan la aparente incompatibilidad del desarrollo minero con un programa político cuyo objetivo principal es la generación de empleo.
Si bien el aspecto más notorio de la actividad minera es la existencia de empresas modernas, intensivas en capital, con políticas innovadoras en materia de responsabilidad social y con salarios superiores a los del mercado, la otra realidad de la minería en Perú está representada por la minería artesanal, actividad en la que aún existen muchas tareas pendientes.
La competencia por inversión extranjera
Dada la naturaleza de la actividad minera: elevados costos hundidos y largo período de maduración de la inversión, la competitividad en este sector depende, de manera importante, de los factores naturales y geográficos, de los costos de extracción y transferencia, de la infraestructura, de los precios internacionales, y del marco normativo económico y ambiental. En este sentido, tanto las empresas como los Estados promotores de la inversión tienen un papel importante en la competitividad minera. Así, desde la década de los noventa (exceptuando los mayores incentivos otorgados por Chile en los ochenta), se apreció una fuerte competencia entre los países de América del Sur con el objetivo de ofrecer mejores condiciones para la inversión extranjera. En la actualidad, el sector minero es uno de los sectores que goza de mayores beneficios en materia de incentivos tributarios y legislación específica.
Cuantificando impactos
Según la publicación del INEI: Multiplicadores de la economía peruana, la minería es uno de los sectores con mayor multiplicador de remuneraciones. Así, un incremento de un dólar en las exportaciones mineras genera un aumento indirecto e inducido de US$ 0,55 en las remuneraciones de toda la economía. Por otro lado, el multiplicador referido al empleo del sector minero, en términos de personal ocupado, es bastante menor en comparación con los sectores agrícolas y de servicios. Finalmente, como se esperaba, la minería es el segundo sector más importante en la generación neta de divisas. Específicamente, según los cálculos del INEI, si las exportaciones mineras aumentan en US$ 1, la balanza comercial aumenta en US$ 0,62 aproximadamente. Esto permite, en cierta forma, desmitificar la creencia de que la minería es un sector que, en términos netos, deja pocos dólares al país, como consecuencia de sus elevados niveles de importación.
Las compras anuales del sector minero representaron, aproximadamente, US$ 1.400 millones en el año 2000. Además, los mecanismos de subcontratación involucraron transacciones por cerca de US$ 500 millones. Del total de compras del sector minero, un 60% corresponde a compras a proveedores locales, mientras que el 40% restante corresponde a importaciones. De esta manera, los encadenamientos hacia atrás, si bien están altamente concentrados en sectores manufactureros de menor valor agregado, no son tan limitados como se cree. La tabla insumo producto permite identificar a los proveedores de servicios, químicos, petróleo, transporte y maquinaria, como los principales proveedores de insumos para la minería.
Las empresas mineras muestran mayor relación con los proveedores de servicios, que con los proveedores de bienes de la región donde se sitúan. Este hecho se explica por la formación de asociaciones o empresas de servicios que se localizan alrededor del enclave minero; así como por las políticas de compra en escala que implementan las empresas, las que los proveedores de bienes de la región, en ocasiones, no pueden atender de manera satisfactoria. Este patrón ha llevado a algunos autores a sugerir que el concepto apropiado para los denominados “enclaves mineros” no es el de cluster, sino el de network, pues no se requiere de proximidad geográfica para que la empresa establezca relaciones de algún tipo con otras empresas e instituciones.
Con el objetivo de propiciar mayores encadenamientos y mejoras en la actividad minera, es necesario involucrar más a la población de la región con el proyecto minero, mediante la continuación de la generación de infraestructura vial, del mejoramiento en los niveles de salud y educación. Asimismo, se requiere orientar esfuerzos hacia la mejora de las normas de eficiencia y seguridad por parte de las empresas que prestan servicios a las compañías mineras. Además, se precisa que las empresas que deseen asociarse con la actividad minera dispongan, de manera anticipada, de información sobre la demanda y necesidades de este sector.
Situación actual y perspectivas
Después de haber experimentado una ligera alza en el año 2000, los precios de los minerales cayeron durante el año 2001, lo cual afectó a las empresas mineras y a aquellas relacionadas con el sector, como son las comercializadoras de maquinaria pesada, consultoras de ingeniería, empresas exploradoras, entre otras. En gran medida, esta situación es consecuencia de la actual recesión mundial que ha afectado a la industria de los países de Europa, Asia y Norteamérica. La menor producción industrial en el mundo generó una menor demanda por minerales, que tuvo inmediatas repercusiones en las cotizaciones internacionales.
Al respecto, cabe resaltar la disminución de alrededor de 20% que sufrió el precio del cobre en diciembre de 2001, con respecto al mismo mes del año anterior. Asimismo, el zinc experimentó una caída del orden de 28% en el mismo período. Por su parte, el precio del oro, principal producto exportador peruano en la última década, no experimentó una reducción sistemática. A pesar de estas tendencias en los precios, el sector minero reaccionó aumentando el volumen exportado. El crecimiento en las exportaciones de cobre y zinc tuvo su origen, principalmente, en el inicio de las operaciones de Antamina a fines de año 2001. Por su parte, la demanda por oro creció por razones especulativas, es decir, por la mayor incertidumbre mundial luego del atentado del 11 de setiembre, lo que impidió, además, que el precio siga el mismo patrón que los otros metales.
Sin embargo, la recesión mundial no es la única razón que explica la sobreoferta de minerales. Los mayores stocks de metales pueden explicarse, también, por la ola de inversiones que se dirigió a América Latina en la última década, así como por los avances tecnológicos que permitieron aumentar la rentabilidad de la actividad, mediante la reducción de costos de explotación en los yacimientos mineros.
La reciente caída de los precios de los minerales responde a la tendencia decreciente que se ha registrado en las cotizaciones en los últimos años, la cual se debe a las características propias de los commodities como, por ejemplo, una demanda ciertamente inelástica y la escasa diferenciación de los productos. Ante esta realidad, además de orientar sus esfuerzos en la búsqueda de proyectos mineros más ambiciosos, los inversionistas extranjeros priorizan un entorno político y económico estable para la toma de sus decisiones.
La minería exige que tanto las autoridades como los mineros pongan en práctica medidas orientadas a incrementar la competitividad del país que, según un informe de la Universidad de Minas de Colorado, se encuentra entre el sexto y octavo puesto de la clasificación de países más atractivos para la inversión minera en materia tributaria, de un total de 52 países analizados.
Durante los años 2000 y 2001, el país ha atravesado un período de inestabilidad política, jurídica y tributaria, que ha impactado negativamente en el sector minero y ha provocado la paralización de proyectos de inversión. Los industriales mineros exigen reglas claras y el compromiso de las autoridades de mantenerlas en el mediano plazo, porque el proceso que se sigue desde la exploración hasta la explotación es de larga maduración. En ese sentido, la introducción de un régimen de regalías mineras en la carta de intención acordada entre Perú y el Fondo Monetario Internacional para el período 2002-2003, podría considerarse como una señal negativa en un entorno de crisis internacional. Si bien es cierto que países vecinos han instaurado esta clase de dispositivos tributarios, con precios tan bajos como los actuales, es conveniente evaluar si es el mejor momento para que Perú adopte medidas que podrían desalentar el flujo de inversiones al sector.
Con tan solo 10% de su territorio explorado, Perú tiene todavía un gran potencial en la industria minera. Lamentablemente, en los últimos tres años, el 30% de las empresas exploradoras se ha retirado del mercado peruano por falta de inversión. De esta forma, los cambios en la legislación deben considerar el actual estancamiento de los precios internacionales, así como el ritmo de las nuevas exploraciones. Si bien existen procesos de privatizaciones y concesiones mineras en espera, se debe procurar promocionar, de manera paralela al desarrollo de la actividad, la exploración de proyectos de mayor vida útil y con mayores requerimientos de inversión.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Avance de proyectos mineros

Si todo continúa de acuerdo a lo programado, una serie de proyectos mineros se estarán ejecutando en Perú en el corto plazo. Uno de ellos es el Proyecto de cobre Toromocho de la empresa Chinalco.
En el año 2009 se daba cuenta del inicio de operaciones previstas para el año 2012 , donde se tiene estimada una inversión de  USD $ 2200 millones.
El año 2010, se propalaba la reubicación de ocho mil familias de la localidad de Morococha, una localidad ubicada en Junín, a un costo de cincuenta millones de dólares.
La fecha de inicio de las actividades seguía consignándose para el año 2012. 
Para agosto del 2011, se continúa  con el cronograma de actividades previstas para la reubicación del Distrito de Morococha ubicado a una altura de 4,500 metros sobre el nivel del mar y a una distancia de 142 kilómetros de la ciudad de Lima.

viernes, 5 de agosto de 2011

Sector minero & manejo de cuencas

Una experiencia exitosa del sector minero como aporte a la economía nacional es el haber tendido puentes para actividades humanas en las diversas cuencas hidrográficas del país donde tiene presencia y haber tejido redes en industrias emergentes en los sectores que acompañan al desarrollo minero del país.
Por citar algunos datos, hoy en día Perú desarrolla plantas mineras, elabora celdas de lixiviación y exporta molinos mineros a China hechos por la industria peruana.
Estos logros  van de la mano con el esfuerzo legislativo realizado en los organismos públicos e instituciones del Estado que deberá ajustarse en función de las actuales necesidades y futuros retos que se presentan en búsqueda de su destino.
Se podrá obtener una mayor dinámica en este crecimiento y desarrollo si logramos articular los protocolos y procedimientos  a seguir en la dinámica positiva que viene teniendo el país en el presente siglo.
En esa labor se encuentra el Instituto geológico Minero y metalúrgico del Sector Energía y Minas, que otorga Títulos de Concesiones Mineras, administra el Catastro Minero Nacional y el Derecho de Vigencia y Penalidad ; así mismo, administra y difunde la información geocientífica del territorio nacional.
Otro tanto, realiza el Instituto Nacional de Cultura (INC) dependiente del Sector Educación, que otorga el Certificado de Inexistencia de Restos Arqueológicos (CIRA)  certificando tal estado en una zona determinada.
En este contexto se presentan dos situaciones paralelas: existe un sustantivo incremento de solicitudes de evaluación arqueológica en diferentes cuencas del país para obtener el CIRA sobrepasando la posibilidad de respuesta del INC y a la par, como producto de estos estudios de evaluación un importante número de sitios arqueológicos han sido registrados y delimitados, permitiendo que las evaluaciones arqueológicas lleguen a lugares remotos del territorio nacional, siendo un aporte adicional de la minería para con la cultura del Perú.
En otro extremo se tiene Organismos Públicos como :
El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), es el ente rector del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental. Verifica el cumplimiento de la legislación ambiental por todas las personas naturales y jurídicas.  Asimismo, supervisa que las funciones de evaluación, supervisión, fiscalización, control, potestad sancionadora y aplicación de incentivos en materia ambiental, realizada a cargo de las diversas entidades del Estado, se realice de acuerdo a lo dispuesto en la Política Nacional del Ambiente. Es un organismo adscrito al Sector Ambiente.
La Autoridad Nacional del Agua (ANA) es el ente rector y la máxima autoridad técnico-normativa del Sistema Nacional de Gestión de los Recursos Hídricos, es el organismo encargado de realizar las acciones necesarias para el aprovechamiento multisectorial y sostenible de los recursos hídricos por cuencas hidrográficas, en el marco de la gestión integrada de los recursos naturales y de la gestión de la calidad ambiental nacional. Es un Organismo adscrito al Sector Agricultura.

Visión de cuencas para la relación armónica de minería con otros sectores.
Entre otros reguladores del recurso agua , se encuentra la Autoridad del Sector Salud de nivel nacional, y la ejerce a través de la Dirección General de Salud Ambiental.En tanto, que la autoridad a nivel regional son las Direcciones Regionales de Salud  o Gerencias Regionales de Salud o la que haga sus veces en el ámbito regional, y las Direcciones de Salud en el caso de Lima.
El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, está facultado a generar las condiciones necesarias para el acceso a los servicios de agua para consumo humano en niveles de calidad y sostenibilidad en su prestación.
La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento está facultada para la gestión de la calidad del agua para consumo, entre otros a: Informar a la autoridad de salud de su jurisdicción, los incumplimientos en los que incurran los proveedores de su ámbito de competencia, a los requisitos de calidad sanitaria de agua.
Los gobiernos locales (municipios) provinciales y distritales están facultados para la gestión de la calidad del agua para consumo humano velando por la sostenibilidad de los sistemas de abastecimiento.
El complejo escenario que se muestra ante el abanico de autoridades competentes en Perú, implica la necesidad de fortalecer capacidades de gestión en espacios geosociales donde existen experiencias integradoras en el proceso de regionalización del país, motivo por el cual deviene en indispensable articular el accionar de organismos competentes bajo una mayor y mejor interacción con el conjunto de actores sociales y económicos involucrados por cuencas para actuar siguiendo las políticas de Estado en beneficio de las grandes mayorías nacionales.