miércoles, 5 de octubre de 2016

Leyes que retardan acceso al agua y saneamiento a poblaciones vulnerables

En Perú se están dando progresivamente pasos importantes para poder dinamizar el acceso del agua para consumo humano y saneamiento a millones de peruanos que aún carecen de estos servicios básicos.
Hace pocos días, la representación nacional del Congreso de la República otorgó facultades legislativas hasta por 90 días al ejecutivo para poder hacer realidad este anhelo de ciento  de miles de familias peruanas.
Muchos especialistas estimamos que las nuevas normas deben ir dirigidas a cambios estructurales de modelos de gestión pues  en el país de los incas , se acredita una larga data en los esfuerzos mayormente legislativos para lograr coberturas de servicios de agua y saneamiento,sin embargo, las iniciativas han sido infructuosas al enfrentarse a la burocracia estatal con visos de corrupción que imperaron y subsisten en del sector encargado.
La nueva administración PPK del estado peruano, tiene la oportunidad histórica de revertir esta situación, en especial en los sectores más vulnerables de la población asentadas en excluidas zonas rurales del país.  
En el 2021 se cumplirá el bicentenario de la independencia peruana y existe gran expectativa porque los cuellos de botella existentes que hacen lenta la ejecución de los proyectos de inversión públicas para los lugares críticos identificados, puedan resolverse.
Un claro ejemplo de lo antes expresado lo constituye la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) visto como el "estudio que se realiza para los proyectos de inversión cuya ejecución se prevé genere impactos ambientales negativos leves" a cargo del Ministerio de vivienda , construcción y saneamiento que tiene como referente a un Decreto Supremo dictado el año 2012 con registro provisional hasta que finalice la transferencia efectiva al Ministerio de Ambiente.
La presión social que demanda por servicios básicos es alta, en especial en aquellos lugares de influencia minera, generándose conflictos socioambientales previsibles. 
En la frondosa legislación ambiental peruana, existe alguna norma sectorial emitida días antes del cambio de administración del Estado peruano , que ayudan poco  a  dinamizar el sector saneamiento, como es el caso del Decreto Supremo N° 008-2016-VIVIENDA publicado el 22 de julio del 2016, a 6 días del cambio de gobierno central.
En la precitada norma se evidencia el espíritu de prolongar lo que significa un registro provisional, perentorio y que pretende congelar en el tiempo facultades que en los últimos 25 años probaron su inacción con el recurrente diagnóstico en el sector saneamiento " El agua no llega a todos y a quienes llega es de mala calidad".  
Hacemos voto para que se revisen leyes anti técnicas en saneamiento, se atienda oportunamente a las poblaciones que demandan de agua de calidad para consumo humano y no se continúe dilatando plazos con Leyes que sólo generan  postración a poblaciones que fueron excluidas hasta la fecha en un país que crece y desarrolla con el empuje de su población organizada.