domingo, 26 de marzo de 2017

Regulación tarifaria que hace agua en Perú

La grave situación que pasan actualmente miles de familias peruanas sin acceso al agua para consumo humano, ha puesto en evidencia serias limitaciones de SUNASS, el regulador del agua potable en el país de los incas.
En los últimos años no dio la talla para cumplir su función normativa, reguladora,supervisora y fiscalizadora en la prestación de los servicios de saneamiento, cautelando los intereses del usuario, el estado y de los inversionistas.
Las fallas que presenta la regulación tarifaria en Perú son originadas en los planes maestros optimizados (PMO) formulados por  las Empresas Prestadoras de Servicios de Saneamiento (EPS) y que fueron aprobadas por SUNASS.
Esta herramienta de plan del largo plazo (30 años) verificable cada 5 años-contienen cálculos de programación de inversiones-"se cayeron o desplomaron" por citar una discusión de actualidad en Lima, utilizada para describir el colapso de un puente. 
La razón, es muy simple, sin agua las estructuras tarifarias y todo el proceso de tarificación sufren radicales modificaciones.
Los gobiernos locales o municipios no actuaron responsablemente al preparar y presentar sus PMO soslayando medidas de prevención ante eventos previsibles en sistemas altamente vulnerables, especialmente en la costa norte del país. Por cierto, el regulador que debió observar estas marcadas deficiencias se limitó a aprobarlas y darles una tarifa para que el usuario pague. En este contexto, todo el país va a pagar la factura por no prevenir.
Las investigaciones en el caso peruano, indican que la "carencia de criterios de ingeniería" en los altos niveles de decisión - tanto en EPS como en el regulador SUNASS- constituyeron una restricción en esta lamentable deficiencia observada.
La ancestral ingeniería peruana respetando la naturaleza es reconocida y admirada en el mundo.

Para muestra un botón : El caso Trujillo

El Estudio Tarifario contiene la evaluación técnica del PMO y la propuesta de SUNASS, en relación al programa de inversiones, metas de gestión, fórmula tarifaria y estructuras tarifarias que serán aplicadas en este caso por el solicitante EPS SEDALIB S.A. para el periodo 2014-2019.
EPS SEDALIB S.A. tiene bajo su jurisdicción la administración de los servicios de saneamiento del ámbito urbano de las localidades de Trujillo Metropolitano, Chepén, Puerto Malabrigo, Paiján, Moche, Chocope y Pacanguilla de La Libertad.
Su programa de inversiones base para el quinquenio regulatorio (2014 – 2019) fué un total de S/. 135 839 312 soles, de los cuales el 54% era destinado para el servicio de agua potable y el 46% para el servicio de alcantarillado. 
Cuenta con dos fuentes de abastecimiento de agua : Agua subterránea, obtenida de la explotación del acuífero subterráneo a través de 33 pozos, de los cuales 28 pozos se encontraban operativos.Tres pozos requerían obras complementarias (líneas de impulsión), uno estaba cerrado por mala calidad de agua y otro se encontraba con problemas de saneamiento físico legal. La antigüedad de los pozos presentan un promedio de 33 años.
Esta situación crítica fue agravada por los eventos climatológicos presentados en su jurisdicción y esto sucede pese a que desde el año 1982 la EPS cuenta con ingresos por la reserva de agua subterránea a favor de SEDAPAT (hoy SEDALIB S.A.)-Ley N° 23251, por las aguas subterráneas provenientes de la Cuenca del Río Moche y Ley N° 24516, por las aguas subterráneas de las cuencas de los ríos de las provincias de Chepén, Ascope, Pacasmayo y Trujillo. Después en el 2015, mediante el Decreto Legislativo Nº 1185 se creó el régimen especial de monitoreo y gestión de uso de aguas subterráneas a cargo de las EPS y fiscalización de SUNASS;con la finalidad de cautelar el aprovechamiento eficiente y sostenible del recurso hídrico subterráneo y asegurar la prestación de los servicios de saneamiento.
De otro lado, el Agua Superficial que se obtiene de las aguas provenientes del río Santa conducidas a través del canal madre Chavimochic, que luego ingresan a la planta de tratamiento de agua potable administrada por el Proyecto Especial Chavimochic que le vende agua potable a SEDALIB S.A.
Tramo del canal madre Chavimochic afectado en marzo 2017 que interrumpe el servicio de agua superficial a Trujillo.
Ante la interrupción del abastecimiento con agua superficial,el sistema de aguas subterráneas a través de la batería de pozos resultaba estratégico, dada la vulnerabilidad del sistema global. Asimismo, el almacenamiento del agua para consumo humano estaba en la línea crítica del proceso. Sin embargo, Trujillo Metropolitano contaba con 45 reservorios ubicados en diferentes puntos de la ciudad, de los cuales 4 se encontraban inoperativos. El volumen total de almacenamiento de agua para consumo humano era de 53 950 m3, que debería atender la demanda del servicio de agua en tanto se reparaba la fuente interrumpida de agua superficial.
Verificando las especialidades de los miembros integrantes de la alta dirección de SUNASS, (incluyendo a los miembros de su consejo directivo) no se encontró un sólo miembro que pudiera defender "criterios de ingeniería" antes de aprobar los expedientes en el proceso regulatorio realizado.
La situación antes descrita se replica en otras EPS del país situadas en localidades declaradas en estado de emergencia por las lluvias en Perú y la presente administración del gobierno central se encuentra en la titánica tarea de corregir deficiencia encontradas de la administración pasada y empezar a reconstruir una vez pasadas los embates de la naturaleza.