sábado, 18 de marzo de 2017

Gobernanza del agua en Perú

El escenario

A diferencia de otros países de América latina y el caribe,Perú tiene la mayor cantidad de habitantes en su costa,donde hay limitada disponibilidad de agua y escaso acceso al recurso hídrico en sus diferentes usos. Su situación se agrava gradual y recurrentemente con eventos climáticos como es el caso del fenómeno El Niño (El Niño costero) que por tres meses a inicio de año que se presenta con rigor, agudiza la falta de agua para los diversos usuarios, siendo el más sentido el uso poblacional.
Entre las instituciones que tienen funciones y responsabilidades de las Políticas del agua en el nivel del gobierno central se encuentran Ana, Minam, Minsa, Agricultura, Produce; Mvcs y Sunass (regulación económica-tarifas). Las instituciones que tienen que ver con el tema del agua a nivel local están las Eps,Jass, Jnudrp, y otras.
En las últimas décadas se evidencia y agudiza una intensa competencia entre los diferentes ministerios que dificultan una buena coordinación y acción, algunas veces motivadas por la injerencia de grupos de presión, las cuales generan distorsiones que trata de resolverse a través de la Presidencia del Consejo de Ministros (Pcm).
En este escenario, existe un problema sustantivo que se encuentra en agenda pendiente por resolver para tratar el desajuste entre las fronteras hidrológicas y administrativas.

Ajustes de fronteras hidrológicas y administrativas

Dos formas de abastecimiento de agua se dan en el escenario descrito, captando agua superficial y aguas subterráneas.Las instituciones encargadas de dotar del servicio a la población son las Empresas prestadoras de agua potable y alcantarillado (Eps) y quien las regula y fiscaliza es la Superintendencia de Servicios de Saneamiento (Sunass).
La debilidad de estas instituciones, que se traduce en una ineficiente gestión del agua, obedece a algunas variables conocidas como es en el caso de la intervención política en las tarifas de la prestación del servicio de agua de consumo humano a la población y otra, muy conocida por la ingeniería de los antiguos peruanos y que lamentablemente se soslaya en Planes de desarrollo y es el "manejo de los ecosistemas locales de recursos hídricos".El modelo aplicado obviando los ecosistemas locales del agua hacen que las Eps no sean sostenibles.
Casos dramáticos de actualidad lo constituyen las Eps localizada en Piura y Trujillo, al norte de Lima. La corrupción oculta tras una supuesta miopía e inoperancia en el manejo y gestión del agua,terminaron por agravar la situación que hoy en día sufre los embates cíclicos de la naturaleza agudizada por efectos del cambio climático.
El caso peruano demuestra que la solución de este problema no pasa solamente por un tema de asignación de recursos financieros, pues el gobierno central transfirió importantes recursos económicos a las Eps en los últimos años y la situación no mejoró.

Redefinición del sector y los Planes maestros optimizados

La actual administración del gobierno central se encuentra en un proceso de redefinición del sector saneamiento, donde el buen manejo y gestión  del agua son fundamentales. Para que el proceso de cambios sean exitosos,es preciso contar con instituciones como la Eps y Sunass fuertes, habida cuenta que se debe atender a las zonas tanto urbanas como rurales.
En este proceso, sería recomendable revisar los criterios de aprobación de los Planes Maestros Optimizados (Pmo). 
Las Eps contemplan dentro de su accionar a futuro, la implementación de sus Pmo, los cuales constituyen una especie de hoja de ruta a seguir; elaboradas por las mismas instituciones y aprobadas por el regulador Sunass, así acceden a tener la aprobación de tarifas que aplicaran a usuarios por el servicio de agua y alcantarillado.
Los Pmo consideran las inversiones que deben realizar las Eps para dar sostenibilidad a los servicios; sin embargo en este proceso se observa la debilidad institucional al no contemplar las particularidades de cada ecosistema local, que marca las pautas para las soluciones técnicas más apropiadas al utilizar fuentes de aguas superficiales, aguas subterráneas o una mixtura de ambas.
Se aprecia la debilidad institucional cuando alcanza su clímax con el cambio climático en los meses que dura las lluvias acompañadas con derrumbes de cerros generando turbiedades muy altas en las aguas superficiales dificultando su tratamiento para el consumo humano, con lo cual se corta o interrumpe el servicio. En este lapso, el aprovechamiento de las aguas subterráneas resulta vital. Pero actualmente es muy limitado el soporte de las aguas subterráneas pues existen lagunas de desinformación, desconociéndose zonas de alimentación y recarga de acuíferos, carencia de balance hídrico y en general desatención en la estructura de las baterías de los pozos existentes pues algunos colapsan por razones estructurales, otros por deterioro en calidad de aguas, pozos que están a punto de colapsar requiriendo urgente rehabilitación tanto en equipos como en infraestructura, estando en buen estado de operación solo algunos y evidenciando el déficit de pozos para mantener los niveles de disponibilidad de agua subterránea para consumo humano.

Problemas de larga data

Las consideraciones antes descritas,tienen orígenes en administraciones de los diferentes niveles de gobiernos pasados que "parten no del desconocimiento sino de ideas preconcebidas que tienen funcionarios que aplican modelos de gestión del agua ajenos", sin respetar las fronteras hidrológicas marcadas por ecosistemas locales de las diferentes cuencas hidrográficas que dan forma a los 52 valles de la costa peruana.
La falta de agua, agudizada por elevadas temperaturas con las que tienen que lidiar poblaciones de alto riesgo como es en el caso de niños y personas de la tercera edad, hacen que el Gobierno central actúe oportunamente para dar soporte a las poblaciones afectadas. Un ejemplo loable de actualidad, es la acción inmediata desarrollada por la Marina de Guerra del Perú al dotar de agua de consumo humano para el norte de Lima.
Buque Armada Peruana Quiñones transportando agua a población vulnerable_Marzo 2017