domingo, 25 de octubre de 2015

¿Proyecto de oro Ollaechea en riesgo?

Compañía Inversora en Minas SA y Cavali SAICLV, dos accionistas de la empresa pidieron se realice una junta de accionistas, ambos señalan que las medidas adoptadas por el directorio de Minera IRL Limited en las últimas semanas han dañado la relación con la comunidad.
“Dicha conducta ha creado preocupación y dudas entre los accionistas en cuanto a si el directorio es capaz de gestionar adecuadamente el desarrollo del proyecto Ollaechea”, afirmaron.
A modo de respuesta, el directorio señala que el daño a la relación con la comunidad fue orquestada deliberadamente por Diego Benavides con el fin de destruir las perspectivas de reelección Daryl Hodges en la reunión general anual celebrada el 27 de agosto de 2015. “La crisis de gobierno corporativo ha sido causada por el Sr. Benavides al tomar el control personal directo de las subsidiarias operativas”.

CONFLICTOS CON LA COMUNIDAD

Los accionistas acusan que la decisión del directorio de que Daryl Hodges tenga que renegociar directamente con la comunidad ha causado grave malestar y ha llevado a que se le niegue a la compañía la autorización para continuar la campaña de perforación del proyecto en Ollachea, en Puno.
El directorio sostiene que Daryl Hodges acordó viajar en julio del 2015 a Ollachea para cumplir con los líderes de la comunidad en julio. Asimismo, indican que la intención de Hodges era solo ser introducido sobre el liderazgo de la comunidad y comunicar que la empresa cumplía con sus compromisos.
El directorio cree también que se filtró a la prensa los comentarios de Hodges en la reunión, y que esto dio lugar a la paralización del programa de perforación por parte de la comunidad.

LA CRISIS DEL GOBIERNO CORPORATIVO

Los accionistas sostienen que la crisis del gobierno corporativo se debe a las medidas adoptadas por el directorio.
Estas serían tres: la decisión de despedir a Diego Benavides como director general interino de la compañía, la votación abrumadora (más del 90%) de los accionistas de no reelegir a Hodges como presidente del directorio y la suspensión de la negociación de las acciones de la compañía en el mercado AIM de Londres.
Asimismo, indican que el nombramiento de Jaime Pinto como reemplazante de Hodges se tomó demasiado rápido. “Si bien reconocemos que los artículos de la sociedad establecen que debe haber por lo menos tres directores en todo momento, un par de horas no es tiempo suficiente para evaluar adecuadamente un candidato. La junta debería haber tomado su tiempo para considerar candidatos adicionales”.

AUMENTO DEL NÚMERO DE DIRECTORES

Los accionistas sostienen que tres directores son insuficientes para la empresa y que esto se evidenció cuando en un momento el directorio se quedó solo con dos consejeros. “El número de escaños debe aumentar a seis”.
El directorio señala que una empresa del tamaño de Minera IRL Limited pueda tener hasta cuatro o cinco directores, pero no seis.