domingo, 11 de octubre de 2015

Las Bambas & PBI peruano del 2016

Semana Económica (SE) explica la importancia del proyecto Las Bambas para el crecimiento económico del país en los siguientes términos:
"El paro contra el proyecto minero Las Bambas finalmente fue levantado, tras la mesa de diálogo instalada por el Ejecutivo. De esta manera, se mantiene uno de las bases detrás del mayor crecimiento económico del país esperado para el 2016: aportará 0.7 puntos porcentuales al PBI de ese año, según la consultora Macroconsult. La mayor producción minera de Las Bambas y otros proyectos en marcha explicará un cuarto del crecimiento del PBI en el 2016, dijo recientemente el presidente del BCR, Julio Velarde.
Cuando el proyecto alcance su plena capacidad operativa, el impacto equivaldría a entre 1.3 y 1.5 puntos porcentuales del PBI, según el BBVA Research. Una eventual paralización habría implicado una menor recaudación, menores ingresos por canon, menores puestos de trabajo, entre otros. También existía el riesgo de que desatara un efecto dominó en las inversiones, al incrementar el temor de los inversionistas mineros y afectar la cada vez más golpeada confianza empresarial.

CONSECUENCIAS

Hace poco más de dos semanas, se anunciaba que Las Bambas estaba en fase de comisionamiento y comenzaría producción en el primer trimestre del 2016, en el marco del Perumin, la conferencia minera más importante del país. Tres días después se iniciaron las protestas por la reubicación de la planta de molibdeno –una decisión que se había tomado dos años atrás–, la cual no habría sido considerada en el EIA aprobado. Al ser considerado un cambio menor, esta modificación no requirió de un proceso de participación ciudadana. Aún así, “cualquier modificación se hace con la autorización de la dirección general de asuntos ambientales”, señala Domingo Drago, vicepresidente de asuntos corporativos de MMG Limited, principal accionista y operador del proyecto. “Se hizo la entrega de los estudios a las autoridades locales respectivas”, añadió.
Una eventual paralización hubiera puesto en riesgo el inicio de producción de uno de los proyectos de cobre más importantes y uno de los factores claves detrás del mayor crecimiento económico esperado para el próximo año. Su construcción está al 98% y se ha realizado casi la totalidad de la inversión. “La inversión real en el proyecto es de US$7,400 millones” señaló Luis Rivera, vicepresidente de operaciones de MMG Limited, a SE durante el Perumin. El monto restante de los US$10,000 millones anunciados corresponde a gastos relacionados a la transacción. Hasta hace unos meses, existían 18,700 personas trabajando directamente en la construcción del proyecto, dijo Rivera.
Una vez que su producción alcance plena capacidad, Las Bambas será una de las tres minas de cobre más grandes del país a partir del 2017. “Desde el 2017 por unos cuatro o cinco años deberíamos producir 400,000 toneladas de cobre anuales” comentó Rivera a SE. Esto equivale a casi el 30% de la producción total de cobre del 2014. A un precio conservador de US$2.50 la libra de cobre, Las Bambas exportará alrededor de US$2,200 millones por año. Este monto equivale al 25% del valor de las exportaciones de cobre y al 6% del valor de las exportaciones totales del 2014.
Por el lado fiscal, a mediano plazo Apurímac recibirá alrededor de US$400 millones por año por concepto de canon con Las Bambas, estima Juan Mendoza, profesor e investigador de la Universidad del Pacífico. Este monto representa el 15% del presupuesto público de la región, recursos con los que Apurímac podría doblar su presupuesto en salud ó incrementar en 58% el de educación.

EFECTO DOMINÓ

Hoy la cartera de megaproyectos mineros se está acabando: sólo queda el inicio de producción de Las Bambas y la ampliación de Cerro Verde. Que uno de ellos esté en riesgo genera incertidumbre y afecta las expectativas de los inversionistas en el Perú. “Hay proyectos que no se han materializado, pero quizás tan o más importante es el mensaje que se manda al mercado de las posibilidades reales que un proyecto minero tiene para salir en adelante”, señaló hace un mes Jose Carlos del Valle, CFO de Antamina, a SE durante el Forecast Summit 2015. “Si estuviera en mis manos una decisión, yo lo pensaría varias veces con esos antecedentes”, agregó.
El índice de confianza empresarial de APOYO Consultoría, indicador que anticipa con precisión cómo evolucionará la privada en los próximos meses, está en su nivel más bajo en cuatro años, influenciado por las perspectivas de un menor crecimiento del Perú. Muchos factores explican estas menores perspectivas: la desaceleración económica de China y su impacto en el Perú, el clima político y preocupaciones respecto a la ocurrencia de un Fenómeno El Niño de muy fuerte intensidad. La suspensión de proyectos mineros importantes, como Conga, Tía María, también ha golpeado la confianza del inversionista.
“Si Tía María se suspende, sí habrá un impacto importante en las expectativas [de los empresarios sobre la economía]. Sería una pésima señal”, advirtió en abril Gianfranco Castagnola, presidente ejecutivo de APOYO Consultoría, cuando las protestas en torno a ese proyecto aumentaban. Unas semanas después, escribió en SE: “si Tía María se cancela, la sensación de que en el Perú no se puede hacer minería se extenderá. Ésa es la señal que se dará.”
El proyecto finalmente fue suspendido, y durante el último Perumin, el presidente de Southern Copper admitió no saber cuándo se podría iniciar la construcción. Si bien es difícil (si no imposible) precisar el impacto de un sólo factor en la confianza empresarial, es muy probable que la continua caída del índice durante el segundo trimestre haya sido influenciada por este factor. Una suspensión de Las Bambas habría contribuido a un mayor deterioro".