sábado, 7 de julio de 2012

Agua & retrasos en Inversiones

Ciertamente el recurso agua es un tema que la administración del Estado peruano debería tomar en cuenta para resolver los impases subsistentes en proyectos mineros nuevos – Como en el caso del proyecto Conga_ y los que se encuentran operando y plantean ampliar sus operaciones.
El tema de los litigios por el agua es de larga data en el país, sin embargo, en los últimos años la situación se va agravando por el estrés hídrico que viene generándose en algunas cuencas hidrográficas de la vertiente del Océano pacífico.
Un ejemplo de los que ya vienen operando, es referido al Proyecto de la empresa minera Southern Perú para su nueva planta en la concentradora de Toquepala que significaba una inversión de 700 millones de dólares para incrementar la producción de mineral de Cobre, de 60 mil a 120 mil toneladas diarias.
El proyecto se paró desde setiembre de 2011, luego de las protestas en Tacna que impidieron la presentación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA), donde el punto en cuestión básicamente se sustenta en el uso del recurso hídrico que se extrae de los pozos de Candarave.
El retraso de este Proyecto, como otros, que se encuentran en similar situación, perjudican no solamente a las Empresas mineras, sino que también afectan a las propias regiones que dejan de percibir importantes ingresos por concepto del canon.
El Estado peruano requiere tener una visión holística respecto al problema del agua con los distintos sectores productivos y extractivos, actuando en consecuencia para aplicar políticas de Estado previstas en las diversas cuencas hidrográficas del país.
No resulta nuevo en Perú el manejo de información sobre los temas de cambios climáticos , uso de aguas subterráneas, reúso de aguas residuales, entre otros, como alternativas y/o complementos de las aguas superficiales; y es en tal sentido, que estimamos debería difundirse apropiadamente por los medios masivos de comunicación la data actualizada de los recursos hídricos disponibles en el país a efectos de socializar la información con stakeholders y población en general, con especial énfasis en las áreas de conflictos socio ambientales por agua.