jueves, 8 de septiembre de 2011

Javier Prado Blas _ Monitoreo de agua en cuencas

La agencia ANDINA, da cuenta (08.09.2011) que las cabeceras de las cuencas de los ríos Perejil, Chuyuhual y Caballo Moro, en el norteño departamento de La Libertad, registran un alto grado de contaminación por metales producto de la minería que hacen de sus aguas no aptas para el consumo humano, según un estudio realizado por la sociedad civil.
La información, recogida por los campesinos de la zona, está plasmada en el libro “Vigilancia ciudadana de la calidad del agua. Una experiencia desde la sociedad civil en el departamento de La Libertad".
Según el estudio, las cuencas hidrográficas mencionadas registran metales pesados como manganeso, aluminio, hierro, níquel y cadmio en parámetros que oscilan entre 0.53 y 5.68 miligramos por litro.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) precisa que, en el caso de esos metales, los parámetros permisibles para el consumo humano deben fluctuar entre 0.20 y 0.50 miligramos por litro.
De acuerdo al monitoreo ejecutado entre 2005 y 2010, la presencia de los metales se incrementó significativamente en los últimos dos años. En consecuencia, las aguas de los ríos Perejil, Chuyuhual y Caballo Moro no son aptas para el consumo humano y, en algunos casos, tampoco para los animales ni el riego de cultivos de panllevar.
Es un informe que se realizó con la participación y vigilancia de las rondas campesinas de las zonas involucradas, cuya experiencia puede ser replicada en otras cuencas del país.
Los campesinos involucrados en la iniciativa fueron capacitados para que puedan hacer correctamente el monitoreo respectivo. La labor de monitoreo del agua se hizo a través de alianzas con entidades como la Pontificia Universidad Católica del Perú, la Universidad Nacional de Trujillo, el Instituto Peruano de Educación en Derechos Humanos y la Paz (Ipedehp) y otras.
El trabajo conjunto entre el Estado y la sociedad civil permitirá reducir los niveles de contaminación de las cuencas mencionadas.