miércoles, 27 de octubre de 2010

Cachorreo en los altos Andes

Cachorreo es una práctica ancestral informal y subsistente en la minería artesanal que hace las veces de salario en la comunidad minera asentada en las alturas de los Andes pertenecientes al territorio peruano.
Este sistema de trabajo se tomó de la época de la colonia, cuando la población localizada en los corregimientos pagaba un tributo, algunos de ellos en Oro.
Es el caso del corregimiento de Chucuito, ubicada en la Provincia de Chucuito (Provincia del Rey), fue un área administrativa del Imperio español dentro del Virreinato del Perú hasta 1776 en que se integró al Virreinato del Río de la Plata. Estaba situada a orillas del lago Titicaca en el Departamento de Puno (Perú).
El siguiente informe da cuenta del sistema presentado en tiempos modernos en un centro minero de producción de oro que pertenece al distrito de Ananea, jurisdicción de la Provincia de San Antonio de Putina, al norte de la ciudad de Puno y Juliaca.
El cachorreo en las minas, fue implantado por los curacas (Cacique), los que en ese entonces convinieron con los españoles : poner a su disposición nativos bajo su tutela y establecer un manejo de la mano de obra retribuido con parte de la producción minera, quedando a cargo de los curacas la alimentación de los trabajadores.
En contraste con el trabajo minero actual, la gestión  es desarrollada por los contratistas. Bajo acuerdo con la cesionaria, cada contratista trabaja una determinada área.
Los contratistas contratan trabajadores a los que pagan en especie o con la práctica del cachorreo.
Este ejercicio laboral en la minería artesanal peruana se encuentra en proceso de formalización, en la medida que los mineros informales puedan acceder a los beneficios laborales que prescribe la ley para los mineros garantizándoles sus derechos fundamentales.