miércoles, 17 de julio de 2013

¿Inversión minera mas allá del 2016?

La industria minera de Perú representa más de la mitad de sus ingresos totales de exportación; asimismo el país es también el segundo mayor productor de cobre después de Chile, de los cuales China ha sido un importante inversor.
Estas realidades contrastan con el panorama previsto para la inversión minera mas allá del año 2016 (año que empieza la próxima administración del estado peruano), pues los efectos que responden a los importantes recortes presupuestales operativos y de inversión en las Empresas mineras a nivel mundial no son una excepción en Perú.
Si a estas condiciones de trabajo, a resulta de causalidad ampliamente conocidas y comentadas en este espacio, se incorpora la reducida intervención de mineras junior, que hacen ver fuera de dinámica a la exploración minera, entonces es muy probable que se presenten mecanismos económicos de supervivencia empresarial para mantener la competitividad en el mercado mundial de minerales.
Es así que en Perú se empieza a considera la opción de mirar recursos mineros con limitación de capacidades para no solamente activarlos, si no también, pasar a utilizarlos.
A nuestro juicio, es en este contexto que el actual presidente del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), Julio Velarde, atribuyó el impresionante éxito económico en Perú a una serie de factores, citando como puntos claves a la estabilidad macroeconómica, una clase media en crecimiento y la continua fortaleza de las industrias extractivas y de productos básicos.
Sin embargo, Velarde admitió que la escasez de la producción minera proyectada y los proyectos de inversión más allá de 2016 es una preocupación que debe ser abordada.
Velarde, quien habló en un evento organizado por el Consejo Canadiense para las Américas (CCA) el 15 de julio del 2013 (Toronto_Canadá), estuvo acompañado por los analistas Eduardo Suarez de Scotiabank y Katie Micklethwaite de Control Risks para Perú.
Ambos comentaristas compartieron el optimismo de Velarde sobre el crecimiento económico de Perú y agregaron que la inversión extranjera directa en el Perú ha llevado a un crecimiento fuerte y rápido.
También elogiaron la creciente clase media del país.
De otro lado, los analistas advirtieron que sigue habiendo problemas para el Perú.
En consecuencia, recomendaron que Perú debiera invertir más en capital humano (mejorando el nivel educativo de su fuerza laboral),aumentar la productividad, y en la atención de episodios de inestabilidad política y la desigualdad.