sábado, 16 de octubre de 2010

Silencio del discurso antiminero frente a una minería ilegal

Mas de cien mil mineros artesanales en Perú ven desde muy cerca el problema social,económico,ambiental y político que involucra el tema de una minería que pugna por formalizar sus actividades en territorio nacional. De ésta cifra, más del 70% raya la informalidad ,es decir, constituye un sector de la minería que no es sujeta a regulación, tiene características invasivas y es altamente lesiva al hombre y a su medio ambiente.
No solamente incumple con el principio de legalidad por el ámbito de informalidad administrativa que rodea sus actividades extractivas sino que fomenta actos ilícitos pasibles de sanción  por los códigos ambiental, tributario y Penal del ordenamiento legal vigente.
Lo curioso es que el discurso antiminero en el país soslaya este tema crónico en el país , pese a que sus efectos se van agudizando en los útimos años, de modo tal, que por la magnitud alcanzada no es posible ya seguir ocultando lo evidente: inexistencia de la autoridad y la consecuente inaplicación regulatoria. Una suerte de Wild Far West americano de las películas hollywoodenses. 
La minería aurífera aluvial de Madre de Dios se constituye en el icono de esta actividad que empezó a captar una flujo cada vez mas grande de migrantes alentados por la fiebre del oro. Una actividad que era desarrollada inicialmente en forma artesanal y en pequeña escala, pues los pioneros dedicados a esta actividad utilizaban,palanas,sacos,carretillas, entre otros instrumentos rudimentarios y que a medida se incrementaban los volúmenes de producción -alentadas por los precios internacionales del oro- utilizaban maquinarias pesadas e instrumentos de mayores costos de inversión como cargadores frontales,dragas,entre otros.    
La afectación de los ríos Huaypetue y Madre de Dios que pertenecen a la cuenca del río Amazonas son científicamente comprobables. La actividad desarrollada a los largo de los años modificó parte del curso natural de los ríos, la erosión de las riberas produjeron la afectación de bosques primarios,la turbidez de las aguas producto de los trabajos mineros generan grandes cantidades de sólidos suspendidos impidiendo una adecuada transferencia de oxigeno en las aguas , eliminando así la flora y fauna acuática. A todo esto, se le añade el uso inapropiado de grandes cantidades de mercurio en el afán de separar oro, que terminan no siendo recuperados y dentro del ciclo hidrológico las aguas focalizadas en el área de operaciones se ve trasladada por las nubes a otras áreas y luego con las precipitaciones alcanzan a impactar con toxinas en forma de metil mercurio a bosques, animales , y seres humanos consumidores finales de peces de los ríos contaminados.  
El Oro es sacado de Madre de Dios por intermediarios. Concesiones formales venden mercurio y alquilan maquinarias a informales, condicionándoles a que se les venda su producción total a precios reducidos.
En el siguiente informe se presenta un panorama que relaciona las condiciones de trabajo y el impacto social producido por la actividad descrita.

La actividad minera ya no califica como pequeña minería si nos referimos a las cantidades de oro producidos en madre de Dios y en otras partes del país como es el caso de Ayacucho, Chala (Arequipa) y Nazca (Ica).
La producción de oro en Perú es la primera en Latinoamérica y ocupa el sexto lugar en el mundo con una elaboración de 182 millones de gramos finos (2009). La Minería informal produce el orden de 1.6 Tn/mes de oro , que representa mas del 10% de la producción mensual total del país.
El impacto económico se puede observar en el tema de evasión tributaria pues se presume que el oro extraído de los ríos de la región Madre de Dios y otros puntos de acopio, es adquirido y exportado por empresas exportadoras de oro a los mercados del mundo, afectando el erario nacional. Un indicador lo constituye el ranking de los deudores de la Superintendencia Nacional Tributaria (SUNAT) que tiene cobranzas coactivas a empresas que compran oro a empresas informales.
De otro lado, se afecta una adecuada política redistributiva en el tiempo de los fondos públicos a las regiones.
En 2004, las regiones recibieron, por canon minero y gasífero y regalías, US$150 millones. En 2010 este monto se ha multiplicado por 10: US$1,460 millones, y en 2011 sería de US$2,200 millones. Todo se concentra en pocas regiones, y de las cuales la región de Madre de Dios recibe una ínfima parte de lo que debería recibir.
Seguidamente se hace una aproximación de a donde llevaría la minería informal en el país:
Económicamente el país esta avanzando con una dinámica sustentada en la formalidad de la gran minería,pequeña minería y la minería artesanal, sin embargo la minería ilegal, desordenada e informal generadora de disturbios y ruido político en la propia comunidad minera deberá formalizarse a efectos de seguir el crecimiento y desarrollo del sector minero en su conjunto. Esta formalización permitirá que los servicios básicos (agua,luz.salud,educación...) pueda llegar a todas las familias que laboran actualmente en condiciones inapropiadas que afectan su calidad de vida.