miércoles, 7 de marzo de 2012

Deuda de EPS y el sector minero


Ante la serie de consultas respecto a la forma y el alarmante nivel de acumulación de la deuda que presentan las Empresas Prestadoras de Servicio de Saneamiento (EPS) en Perú ( deben el orden de los tres mil millones de dólares) y la influencia del aporte minero, debemos decir que de un lado se encuentra la ineficaz acción de cumplimiento de normas existentes para con el  organismo regulador y de otro, los incentivos perversos  en la política tributaria aplicada en el sector Saneamiento. ( A SUNAT las EPS le deben unos US$750 millones por Impuesto a la Renta). Respecto a la influencia del aporte minero, éste contribuye a que la situación crónica no se agudice.
El tratamiento de esta problemática es un tema de actualidad que justamente el día de hoy (07 de marzo del 2012), el decano de la prensa peruana, se ocupa refiriéndose en este caso desde la perspectiva del fútbol.
Parte del Editorial de "El Comercio", menciona que el salvavidas lanzado esta semana a los clubes tiene hueco: crea todas las condiciones para que nunca se reforme su crónica problemática.
Lo que los clubes necesitan no es solo cambiar a sus dirigentes, sino cambiar los incentivos bajo los que hoy operan irresponsablemente estos y los asociados encargados de elegirlos y fiscalizarlos. En cambio, lo que se ha logrado es enviar el mensaje de que, sin importar lo que hagan estas organizaciones en el futuro, no tienen motivos para preocuparse por gestionarse responsablemente porque el Estado no las dejará quebrar.
Continúa refiriendo que el decreto es una legalización más de la peruanísima práctica del perro muerto, mediante la que se perdona sin empacho a los incumplidores, sin importar que los acreedores cobren tarde, mal o nunca. Esto, aunque ‘los acreedores’ seamos todos los peruanos encarnados en la Sunat, la principal estafada con esta norma.
En este contexto,entendemos que tanto la gestión empresarial de las EPS y el futbol profesional peruano requieren de cirugía mayor para revertir la caótica situación por la que están pasando.
Entre tanto, los medios de comunicación daban cuenta que el Gobierno, mediante el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, invertirá 90 millones de dólares en el mejoramiento y ampliación de los servicios de agua y alcantarillado en las localidades con mayores índices de pobreza y que asimismo, el Ministerio de Economía y Finanzas autorizó un crédito suplementario por S/. 135 millones 53,474 con la finalidad de continuar con las acciones de mantenimiento de sistemas de agua potable y desagüe a cargo de Ministerio de Vivienda.