lunes, 5 de marzo de 2012

Javier Prado Blas _ Subsidios en Saneamiento & Minería

Para ver la correlación existente entre los subsidios en el sector Saneamiento y el impacto que tiene la Minería en Perú en este importante sector que se ocupa del agua para consumo humano y el alcantarillado sanitario, nos apoyaremos en dos detalles que se vienen sucediendo y , exponen seguidamente.
La primera, es una figura que planteamos tiempo atrás cuando formábamos parte del consejo directivo de un organismo regulador y que hoy lo expresa con marcada lozanía la doctora Cecilia O´Neill de la Fuente, Jefa del departamento académico de Derecho de una importante Universidad del país , quien refiere el caso en los siguientes términos:  
"Soltero exitoso de San Isidro (zona de usuarios con altos ingresos económicos en la ciudad de Lima) subsidiado por familia pobre de carabayllo. El mundo al revés. Esto es lo que pasa cuando la regulación no mira la realidad. La estructura tarifaria de las Empresas de Saneamiento (EPS) tiene un esquema de precios escalonados por categorías de consumo. A mayor consumo, mayor es el precio por metro cúbico ( de agua para consumo humano) o dicho en buen cristiano, paga más quien consume más. 
Con ello se espera racionalizar el consumo de agua y, de otro lado, se espera que quienes consumen más subsidien a quienes consumen menos. Esto último supuestamente está alineado con uno de los principios de la regulación de tarifas : la equidad social.
El error de este esquema es relacionar nivel de consumo con nivel de pobreza. Resultado, fatales errores de inclusión (filtración) y de exclusión (subcobertura) , pues los no pobres  terminan subsidiados por quienes sí lo son ; o sea, Dios le da barba a quien no tiene quijada.
Se han hecho esfuerzos normativos para corregir este error, solo falta que se implemente la solución: que la tarifa subsidiada se aplique a usuarios residenciales con bajo consumo, pero de hogares calificados como pobres por el Sistema de Focalizaciónde Hogares (sisfoh), administrado por el Ministerio de Economía y Finanzas. Para evitar excesos en el beneficio, sólo se subsidiaría el consumo de "subsistencia" , que permite cubrir las necesidades básicas de agua sin afectar la capacidad de pago. Esto es importante, pues uno de los objetivos del milenio, planteado por las naciones Unidas es que ninguna familia gaste más del 3% de sus ingresos para cubrir las necesidades de agua.
Con los subsidios cruzados en el sector saneamiento, incluso con las recientes correcciones normativas para que se focalicen adecuadamente, no se solucionará el problema del acceso digno a agua y desagüe, pues en un contexto en el que las EPS no pueden ni pagar los impuestos por las donaciones que reciben, una solución de fondo debería pasar por un sistema de concesiones en que el sector público y el privado hagan alianzas que permitan al estado cuidar que los sectores más vulnerables de la población no les falte acceso continuo a agua potable (para consumo humano) de calidad y que permitan a los concesionarios hacer negocio"
La segunda,tiene que ver con fallas presentadas en los subsidios cruzados y la necesidad de lograr el mejoramiento de la gestión empresarial de las EPS , pues no es suficiente una mayor inversión para lograr la cobertura adecuada de los servicios.  
Las EPS tienen una deuda del orden de los US$3,000 millones, de los cuales, a SUNAT le deben unos US$750 millones por Impuesto a la Renta, en tanto que los pasivos del FONAVI, ascienden a unos  US$1,942 millones.
Números mas o menos, lo concreto es que algunas EPS están técnicamente quebradas y muchas de ellas no pueden ciertamente cumplir con pagar a SUNAT por Impuesto a la Renta que se cobra en razón a obras donadas por empresas privadas de diversos sectores, entre las que se encuentra el sector minero.
A mayor abundamiento, citaremos el caso de la nueva Planta de tratamiento de Agua Potable en Arequipa, cuya construcción demandó el orden de trescientos millones de nuevos soles, y que fuera un aporte de una empresa minera  que opera en la zona. 
El hecho es que ésta EPS de Arequipa deberá afrontar por lo menos el costo que implica el concepto de Impuesto a la Renta y no está en condiciones de cubrir este pago por la donación recibida; lamentablemente en esta situación también se encuentran las otras EPS que son administradas por los gobiernos locales del país.
Quienes mencionan que pese a la tradición minera en una determinada zona de influencia, no  aprecian sustantivas mejoras en las coberturas de los servicios de saneamiento, pueden ver en el precitado ejemplo de ineficiencias en la gestión empresarial de las EPS  una de las causas que generan distorsiones  en el sector saneamiento; otras pueden estar en la captura y empoderamiento del organismo regulador por parte de las sucesivas administraciones de turno del gobierno central peruano y otras más, que permiten la existencia aún de millones de peruanos sin el acceso a los servicios de agua para el consumo humano y alcantarillado sanitario.