lunes, 31 de diciembre de 2012

Cartera minera & Tendencias

Pese a la crisis financiera de los países desarrollados, la inestabilidad de los precios internacionales de los minerales y  los problemas generados por los conflictos ambientales, el sector minero en Perú este año 2012 que culmina, siguió con una cartera de tendencia creciente.

Antecedentes 

Estas perspectivas favorables para la minería se dan en un marco de evolución de la cartera minera siguiente:
Año 2009, la cartera estimada de proyectos de inversión en minería se encontraba compuesta por 31 proyectos, los cuales sumaban unos US$ 22,703 millones.
Año 2010, la cartera estimada de proyectos de inversión en minería se encontraba compuesta por 36 proyectos,los cuales ascendían a US$ 35,471 millones.
Año 2011, la cartera estimada de inversión en minería se encontraba compuesta por 41 proyectos los cuales se aproximaban a US$ 42,451 millones.
Año 2012, la cartera de inversión en minería se encontraba compuesta por 46 proyectos por un monto de inversión estimada de US$ 52,198 millones.
Cerrando el año 2012, la intención del gobierno es asegurar que se viabilice los US$ 53 mil millones de dólares que hoy está en cartera de inversión.
Es así que el aumento de la inversión en minería, ha pasado de menos de 3,500 millones de dólares anuales a más de 7,000 millones en los últimos dos años.

Proyecciones 

Para el periodo 2013-2014, el Banco Central de Reserva (BCR) del Perú estimó que la cartera de proyectos de inversión en el sector minero alcanzaría los US$ 31,100 millones de dólares, esto es, cerca de la mitad del total de las inversiones privadas previstas para dicho periodo.
Proyecciones menos optimistas consideran que al término de su Gobierno (Año 2016), el presidente Ollanta Humala impulsará proyectos mineros por US$ 23 mil 307 millones de dólares; es decir, la mitad de los 53 mil millones con que cuenta la actual cartera de inversión.
Cabe señalar que del total de los principales proyectos señalados , no todos han definido su fecha de inicio de operaciones ni su fecha de construcción, dado que aún se encuentran en etapa de estudios y permisos. Asimismo, incluyen proyectos de exploración así como proyectos de ampliación.
Sin embargo, Proyectos como Antapacay,Marcona, Toromocho, Constancia y Las Bambas permiten ver con cierto optimismo el sector minero de cara al futuro.
El crecimiento de las inversiones mineras no solo repercutirá positivamente en los índices macroeconómicos, sino que tendrán un efecto multiplicador en una mayor dinámica de las economías regionales y de todo el país en su conjunto, con el incremento del consumo interno y, sobre todo, la generación de empleo directo e indirecto.
En este contexto,hacemos votos para que la tendencia creciente en la cartera minera se mantenga el 2013 y prosiga en esa senda en los años subsiguientes , permitiendo alcanzar el desarrollo sostenible ansiado por las grandes mayorías en Perú.