martes, 17 de diciembre de 2013

El precio social del oro ilegal en Perú

En la selva del Perú se vende sexo por donde se mire. Desde que el precio del oro casi se duplicó hace cinco años, los problemas en torno a la mineríailegal se han recrudecido, lo cual ha llevado el surgimiento de prostitución infantil.
Un reportaje mostrado por el canal británico Channel 4 News y hecho por Guillermo Galdos, muestra cómo miles de hombres llegan a Puerto Maldonado para hacer dinero y pasar un buen rato.
Cientos de mujeres son enviadas por sus familias a la provincia, atraídas por falsas promesas de empleos para terminar trabajando en los prostibares.Como dice el reportaje, los meses más productivos para la prostitución  infantil son entre marzo y diciembre, en estación seca.La edad promedio de estas chicas que trabajan desde las 3 p.m a 3 a.m es de 16 años, aunque también se muestra a muchas que tienen hasta 12 años.
Galdós se dirigió al bar "Las Peladitas" donde pudo entrevistar a Catherine una chica que trabaja desde los 16 prostituyéndose. A pesar de que esta vida es dura, lo sigue haciendo por su hija, a la que tuvo cuando solo tenía 15 años.

EL AMBIENTE ESTÁ EXPUESTO A SUSTANCIAS TÓXICAS

En el reportaje también se ve cómo uno de los mineros niega que la prostitución infantil sea consecuencia de la minera ilegal. Además, es curioso como los implicados tienen tan poco cuidado por la tierra y por su propia salud. Hacen uso mínimo de tecnología, cortan árboles y usan tubos y una balsa para extraer oro de la tierra.
Ya que el metal aún está mezclado con la arena, usan mercurio para limpiarlo sin ninguna protección, infectando el ambiente.
Un reciente estudio reveló que en esa región se almacena más de 4 toneladas de mercurio que resulta una amenaza para la salud pública.
Un pedazo de oro extraído de manera ilegal es 25% más barato, pero "¿a qué precio?", se cuestiona Galdos en el reportaje.
"La minería ilegal abusa y desprotege la tierra y el ambiente, así como también pasa con la vida de las mujeres que trabajan al lugar", afirma.
Las autoridades han tratado de tomar el control de la situación con redadas, según demuestra el reportaje.
Sin embargo, una de las cosas más lamentables es que las adolescentes terminan aceptando trabajar como prostitutas porque -como vienen de familias con escasos recursos- la oferta de dinero es demasiado buena para dejarla pasar.
Ya anteriormente en Minería ilegal & explotación infantil (2011) indicábamos que Save de Children había identificado 1,100 adolescentes explotadas sexualmente en la región de madre de Dios y que en el presente año 2013, en Minería ilegal & trata de personas se había descrito como una externalidad de la minería ilegal y que La República retrata en una crónica sobre la metástasis sufrida en este lapso, de la siguiente manera:
Los "prostibares" de Madre de Dios se multiplican y logran licencias bajo el rubro de "bares y restaurantes", e incluso de  "prostíbulos" o  "casas de citas", ante la mirada pasiva o cómplice de las autoridades municipales y policiales de la provincia de Tambopata.
Alrededor de 400 son los "prostibares" visibles que proliferan en las zonas mineras tanto legales como informales de Madre de Dios, a los que se suman más de 200 hostales y bares minúsculos que también viven de la explotación sexual de jóvenes y menores de edad.
Los dueños de estos negocios, agrupados ahora en asociaciones de bares, pretenden maquillarse y emprender un proceso de formalización similar al seguido por la minería ilegal ante las ganancias de un negocio que brilla más que el oro en los asentamientos mineros: la explotación sexual y la trata de personas.
La impunidad es su aliciente. Desde el 2008, la fiscalía de Madre de Dios ha visto 351 casos de trata de personas, de los cuales solo 3 han recibido una sentencia. El 0,85% del total. La gran mayoría de denuncias ha sido archivada, sobreseída o se encuentran todavía en investigación preparatoria.
Desde ese mismo año, más de 300 menores de edad víctimas de trata (y 35 en lo que va de este año) han sido acogidas temporalmente en el albergue que la organización Huarayo regenta en el pueblo de Mazuko (Inambari, Tambopata), la puerta de entrada desde Cusco y Puno a los asentamientos mineros.
Las sucesivas oleadas de invasiones de mineros ilegales en ambos márgenes de la carretera Interocénica, del kilómetro 100 al 117, han venido acompañadas de la instalación de "prostibares".

LA PAMPA DE LA TRATA

De madera y plástico primero y, tras la inacción de las autoridades, de material noble, en La Pampa se encuentran los "prostibares" más grandes de Madre de Dios. "California", "Miss Sagitario" y "Caracas de la Noche" pueden llegar albergar 50 chicas cada uno, traídas por sus dueños de todos los rincones del país. Están instalados en un óvalo a tan solo 10 metros de la carretera y a 2 kilómetros del control policial.  Estos locales han pedido en conjunto ser reconocidos con la licencia de "bar y restaurante" al municipio distrital de Inambari, que sorprendentemente está evaluando la petición. Estos antros acumulan denuncias por trata de personas a pesar de las cuales abren ininterrumpidamente de lunes a domingo.
Debido a su fácil acceso, La Pampa aglutina la mayoría de los escasos megaoperativos policiales contra la trata en Madre de Dios. En el 2012 se rescataron tan solo a 3 menores, según los expedientes fiscales a los que accedió La República. La primera víctima  fue encontrada en el bar "Las Brisas", en el kilómetro 107, el 5 de febrero de 2012. La joven, huérfana y de 16 años, fue captada por un aviso en un mercado de Juliaca, Puno, para trabajar supuestamente "en un refrigerio" y obligada por la dueña "a hacer dormir a los clientes" en el 'prostibar' "Las Brisas". 
En noviembre del 2012 tuvo lugar el último gran operativo ejecutado en La Pampa, planificado después de que efectivos policiales y fiscales de Mazuco, con apoyo personal de salud, recibieron una capacitación. El operativo, una especie de "práctica de fin de curso", no ha sido replicado desde entonces. En esta ocasión, fueron rescatadas dos menores de edad, una en el 'prostibar' "California" y otra en el "Miss Sagitario", casos por los que son investigados los cajeros de los establecimientos, pero no así los dueños.

RUMBO A COLORADO

De La Pampa parten trochas con rumbo a los asentamientos del hoy llamado "corredor minero", en el que los mineros ilegales pueden acceder a la formalización tras los decretos legislativos del 2012. El plazo para cumplir con estos decretos expiró en abril de este año, pero fue ampliado un año más por el gobierno, extendiendo con ello no solo la impunidad de los delitos ambientales sino colateralmente también la trata de personas. 
Tras cruzar el río Inambari en lancha, camionetas 4x4 hacen el servicio de colectivo rumbo a los pueblos mineros de Boca Colorado y Delta.
Boca Colorado cuenta con un municipio y una comisaría con 9 efectivos. También está poblado por 45 "prostibares" de madera agrupados en el llamado "barrio chino", que funcionan con licencia para "bares y cantinas". Hasta hace un mes, funcionaban las 24 horas del día. Sin embargo, el reciente asesinato de un minero en uno de los "prostibares" y las protestas de los vecinos hicieron que se redujera su horario a las 11 de la noche.
De día, el "barrio chino" parece un nido. Las jóvenes, que no pueden salir de los prostibares bajo amenaza de multa, crían a sus bebés entre borrachos y cumbia a todo volumen. 
"Milagros" dice tener 19 años y trabaja en "Las Divas", uno de estos huecos. Por el precio de 2 soles, puede acompañarnos mientras tomamos una cerveza. Ella dice que solo "ficha" (acompaña) a los clientes, pero que no hace "pases" (servicios sexuales). Tiene un bebé de 14 meses y fue captada cuando buscaba empleo en el mercado de Belén del Cusco por la dueña, una tal señora "Vilma", de la que no recuerda su apellido. Lleva 3 semanas y quiere marcharse porque no le gusta criar a su hijo en el bar. La dueña le exige para irse que le pague lo que invirtió en su pasaje y no le devuelve su DNI.
El presidente de la Asociación de Bares de Colorado, Mario Terrazas Dueñas, justifica la presencia de madres solteras. "Es una forma de ayudarlas", explica tras negar que ejerzan la prostitución. De los 45 bares, "El Fofoca" es el más grande y el único que cuenta con cuartos para "pases".
En el 2012, solo 2 menores de edad fueron rescatadas de Boca Colorado. Tanto el alcalde de Colorado, Fortunato Cruzado, como el gobernador, José Luis Paredes, coinciden en que la policía está coludida con los dueños de los prostibares.
Los dos días en los que La República permaneció en Colorado no observamos ni un solo patrullaje policial ni en el "barrio chino" ni en el pueblo. El anterior comisario fue removido recientemente luego de ser acusado por la población de corrupción. El actual comisario, el capitán Elmer Príncipe, de Lima y con solo un mes en el cargo, prometió a La República hacer honor a su apellido.

EL COLADERO DE MAZUKO

Tras recorrer La Pampa, la Interoceánica desemboca en Mazuko, capital del distrito de Inambari. En Mazuko confluyen las vías de Cusco y Puno, convirtiéndose en puerta de entrada de todo lo ilegal, incluyendo la trata de menores con destino a los "prostibares". De ser un pueblo minúsculo ha pasado a tener hostales de 5 pisos y una avenida principal plagada de comercializadoras como "Oro Fino". Sorprende la abundancia de ciudadanos chinos y coreanos y la existencia de un "barrio rosa", con alrededor de 20 nightclubs, 10 de los cuales gozan de licencia municipal como "bares y restaurantes". 
Uno de ellos, "Las Visitadoras", consiguió en marzo de 2012 licencia bajo el rubro de prostíbulo en virtud de una ordenanza municipal.  La República participó en un operativo en este prostíbulo, cuyos propietarios, Rafael Lucero Reyes y Alex del Águila Ramírez, enfrentan una acusación por utilización de arma de fuego en estado de ebriedad. Según la fiscalía, las mafias de los "prostibares" tienen peleas frecuentes a punta de pistola por acaparar a las chicas "más cotizadas". "Las Visitadoras", con una veintena de cuartos y un bar, da a sus trabajadoras una comisión por la bebida que consumen los parroquianos y les alquila cuartos minúsculos y sucios a 50 soles por noche. Ellas dicen cobrar 40 soles por cada  "pase". La noche del 8 de mayo, ninguna de sus trabajadoras era menor de edad y la mayoría procedía de Pucallpa e Iquitos. Todas tenían menos de 20 años y  dijeron haber venido por su propio pie hasta este rincón olvidado, un discurso previamente aprendido y repetido ante la vista atenta del encargado del local, que no se despegaba de ellas. La misión: evitar dar datos del nivel de organización de los propietarios para captar a las chicas en sus lugares de origen y trasladarlas hasta el local, hipótesis que de probarse implicaría el delito de trata de personas para su explotación sexual.
Según el presidente de la Junta de Fiscales de Madre de Dios, Washington Luza, la solución al tráfico de personas, drogas, madera y combustible en la Interoceánica está en la puesta en marcha, de una vez por todas, del Complejo Interinstitucional contra el Crimen en Mazuko, la puerta de entrada a los asentamientos mineros.
Este olvidado proyecto prevé la instalación en este complejo de 13 instituciones del Estado en turnos de 24 horas, entre ellas la PNP, la Dirandro, el Ministerio Público, la Sunat, Senasa, Migraciones, OEFA, el Ministerio de Energía y Minas y el de Transportes. Sin embargo, solo trabajan en él dos fiscales, algunos agentes policiales y la Sunat, funcionarios que no cuentan ni con servicios higiénicos.En varias ocasiones, el Gobierno Regional de Madre de Dios ha inaugurado el complejo. Sin embargo, la falta de voluntad política y de presupuesto lo ha sumido en el olvido.