jueves, 13 de agosto de 2015

Perú & Colombia contra minería ilegal

A través del acuerdo binacional suscrito hoy entre Perú y Colombia, sobre la adecuada gestión de sus espacios naturales, se abre un espacio para combatir de manera conjunta las actividades criminales como la minería ilegal en la zona de frontera entre ambos países, destacó el Ministerio del Ambiente (Minam).
Manuel Pulgar-Vidal, titular del Minam, recordó que uno de los elementos centrales de los acuerdos alcanzados en el gabinete binacional Perú-Colombia, realizado en el 2014 en la ciudad de Iquitos, fue el de control compartido de minería ilegal.
"Sabemos los colombianos y los peruanos que el problema de la minería ilegal en el Putumayo es severo. Y cuando Colombia descubre una draga, esa draga cruza al otro lado de la rivera del río, le pone bandera peruana y entonces escapa del control colombiano, y viceversa", aseveró.
En tal sentido, reiteró que acuerdos como el suscrito hoy entre Perú y Colombia ayudan a establecer mecanismos de conservación y colaboración que permiten enfrentar amenazas como la tala ilegal, el tráfico de diversidad biológica e incluso el narcotráfico.
"En el Perú se presentan situaciones de cultivos de coca muy cerca a la triple frontera entre Perú, Colombia y Brasil, cerca a Leticia. Y por lo tanto debemos tener mecanismos que desde la conservación nos permita cooperar para luchar contra ese tipo amenazas", manifestó.
Pulgar-Vidal consideró además que este acuerdo entre Perú y Colombia para establecer alianzas con énfasis en estrategias de conservación y de desarrollo para las poblaciones asentadas en las áreas naturales protegidas (ANP).
Recordó que durante su visita al Parque Nacional de Güeppí, pudo constatar el trabajo que realizaron, en esa oportunidad, los guardaparques, autoridades y población de las ANP de Perú, Ecuador y Colombia, para establecer estrategias conjuntas para conservar un ecosistema.
"Si bien es cierto existen fronteras políticas como ecosistemas no tienen fronteras", manifestó el titular del Minam en declaraciones a la Agencia Andina.
Sostuvo asimismo que las ANP que se ubican en áreas de frontera tienen en si un concepto de paz, que ha permitido un entendimiento que desde la conservación se pueden establecer relaciones binacionales más ejemplares que las que muchas veces se pueden obtener incluso desde la diplomacia.
"La conservación se convierte de una manera indirecta en un agente de la diplomacia nacional en su relación con el país vecino", expresó.